DE REPENTE HUIDOBRO

 

 

 

 

Vicente Huidrobo escribió varias obras en francés, Tout à coup, Horizon Carré, Automne Regulière y Hallalli. En la más completa edición de sus obras completas editada bajo la supervisión de Cecil Gomic no aparecen traducidas al castellano… no quiero decir con esto que no hayan sido traducidas. Pero mi egosadía se va a permitir ir publicando en este blog mi Perversión

 

Comenzamos

De repente

(Tout á coup)

VICENTE HUIDOBRO

París 1925

Perversión : Manuel Puertas Huesca 2006

1

Los dos o tres encantos de las escaleras del

azar son innegables

Todo está tranquilo tras los maullidos

exteriores Allá en lo alto

Subir al necesario porvenir donde las olas del

cielo acarician las arenas

Y al menos existen en las sorpresas del agua

Algunas islas sembradas por los exploradores

que nos preceden

Un cierto calor se escapa de los pliegues de

banderas sacudidas por el viento

De mástil a mástil las palabras se columpian

Y un pájaro come los frutos del oriente

2

En el espejo una araña que rema como

una barca normal

Hacia la canción del pantano

Cosquillea en la superficie los recuerdos y

los ademanes más

En medio del silencio el mar naufragado

A la hora de las golondrinas

Dios las mujeres qué bonitas

Tu mujer tiene el cabello rubio nuevo

Sus ojos son amarillos de huevo

Los ojos de los crepúsculos

Son amarillos de luna

Entre aguas sin música

Las miradas satélites

Se pasean bajo los árboles de la órbita

3

Me alejo en silencio como un lazo de seda

Paseante de arroyos

Cada día me ahogo

En medio de plantaciones de rezos

Las catedrales de mis ternuras cantan a la noche bajo el agua

Y estos cantos originan las islas del mar

Soy el paseante

El paseante que se reúne con las cuatro estaciones

La hermosa ave migradora

Como un reloj rodeado de algodón

Antes de echarse a volar me dijo tu nombre

El horizonte ultramarino está completamente cubierto de traperías

Vamos a dormir bajo el árbol pareja de la lluvia

4

Jamás conociste el árbol del que extraigo mi esencia

Sube a cada piso sin preferencia

En medio de un debate de pianos

Es tan hermoso como sesenta metros de agua

La mirada de la circunstancia

Observa el cielo agujereado

Por disparos de pistola

Y aunque no queda ya oreja

Nuestros ojos son botellas

Que se vacían a cada mirada

Por la noche conservamos los ojos en su consejo

El arco del violín resbala se desliza por las escaleras del sueño

Enfermedad melodía

Busca bien debajo de las sillas

Busca bien debajo de los puentes

Existen trozos de alma serrados por mi violín

5

Sentado en el límite del son

¿Qué decía él del buzo del rey?

Era un lago como un bombón

Donde florecía el árbol de la fe

Hay demasiadas cosas que no hemos visto

Demasiados días inmersos en mi memoria

Él restituye a todos los Césares cesados

El la menor de las hermosas historias

Interpretado en el arpa de viejas lluvias

Apenas nos muestran lo que brilla

Bucea bucea buzo real

Evita como botellas a los valientes granaderos

Y tráeme las cestas de miradas prisioneras

6

Cinco mariposas emprenden el vuelo rezando preces

¿Os gustan las preces de la pradera?

En la frágil aurora sin normales estrellas

Podrían romperse a la salida

Por el cielo atraviesas bonitos arroyuelos

Dinos Señor quién se bebió el azul del cielo

Las mariposas emprenden el vuelo como vidrieras

No tengo sombrero

Ni sombrilla

Espero para siempre una aureola fiel

7

Sólo eres saurio o luz cultivada

Tienes el sabor de un buen consejo

Y una larga barba como la electricidad

Cuando tu alma sube a tus orejas

A mirar al exterior como un pez amado

Haces un buen efecto

Nuestra reina es una maravilla

Con más prestigio que los sonetos

Se alimenta de miel y bebe leche

Miel de silencio en los cestos

Tejidos por las miradas de los paseantes del muelle

Cantad a la miel poetas cantad

A la miel que hizo célebres a las abejas

8

Oíd ahora el chirrido de los párpados

Por causa del viento se cierran con estruendo

A esa justa hora salimos normalmente

Y observo a través del colador de la lluvia

Descargar los ríos sobre mis costas originales

Es hermoso el paisaje amistoso encerrado en los ojos

En el instante en que podo pedazos de hastío

En las elaboraciones de los sentimientos oscuros

Tienes tanto mérito como la lluvia

9

En un atardecer de hombros de lujo

Un abanico más hermoso que la luna

La señora hace el creciente a su aire

Es la reina de las olas habituales

Guía los vientos y las mareas

A la hora de salir

El mar del norte huele los granos de anís

En las olas retrasadas estalla una discusión

Cuando el termómetro de la aurora asciende al horizonte

Entonces me alejo muy atlántico

Sin tener que coger el transatlántico

Sobre las ondas en sandalias de la música

Su lecho lejos de la fiesta polar y de la mar dócil

Sueña acostada como un pez tranquilo

10

Ella decía frases como anillos redondas

Y repetía el discurso de las olas

Y hablaba hablaba

Salgo mi violoncelito

Salgo mi luna querida

Salgo a pasarte

Cual ciego o espada

Sube hasta el ático

Y entonces podrá decir a mis amigos

¿Conoces el país?

Conozco el país

Nos contará con voz queda como una abeja sincera

Los chismes astronómicos del universo

Con un buen gusto a marisco

Pequeño gramófono de las playas

Que guarda celoso los secretos del mar

Podrá decir a mis amigos

Señores la luna despega

He contado toda la calderilla del infinito

La rosa que falta en el polo

Aquí está

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s