LIBERTAD ELUARD

El archiconocido y  muy traducido poema de Paul Eluard que nutrió desde los cielos a la resistencia francesa… ha sido osadamente pervertido una vez más al  castellano al castellano  pero esta vez en prosa…

 

En mis cuadernos del colegio, en mi pupitre y en los troncos de los árboles, sobre la arena y la nieve. Escribo tu nombre

En cada página leída, en todas las páginas en blanco, piedra sangre papel o ceniza. Escribo tu nombre

En las doradas imágenes, en las armas de los combatientes, sobre la corona de los reyes. Escribo tu nombre

En el desierto y en la jungla, en los nidos sobre los castaños, en el eco de mi niñez. Escribo tu nombre

En los prodigios de las noches, en el pan blanco de todos los días, durante la época de novios. Escribo tu nombre

Sobre todos mis jirones de cielo, en el estanque sol enmohecido, en el lago donde habita la luna. Escribo tu nombre

Sobre los campos en el horizonte, en las alas de los pájaros, y en el molino de las quimeras. Escribo tu nombre

En cada efluvio del alba, sobre los barcos en el mar, loco encima de la montaña.Escribo tu nombre

En la espuma de las nubes, en los sudores de la tormenta, en la lluvia apagada y torrencial. Escribo tu nombre

En las formas centelleantes, en los abanicos de los colores, más allá de la verdad física. Escribo tu nombre

Al despertar por los senderos, en las amplias autovías,en las plazas atiborradas. Escribo tu nombre

En la lámpara que se enciende, en la que se apaga, juntos en nuestras casas .Escribo tu nombre

En la fruta partida por la mitad, por el espejo y mi habitación, en mi cama concha vacía. Escribo tu nombre

En mi perro glotón y tierno, en sus orejas levantadas, en su pata coja. Escribo tu nombre

En el rellano de mi puerta, entre los objetos familiares, al calor del hogar. Escribo tu nombre

Sobre todos los cuerpos acoplados, en la frente de mis amigos, en cada mano tendida. Escribo tu nombre

En la ventana de las sorpresas, en los labios expectantes, mucho más allá del silencio. Escribo tu nombre

En mis trincheras asoladas, en mis farolas destruidas, en las paredes de mi odio. Escribo tu nombre

En el vacío sin deseo, en la soledad desnuda, en los caminos hacia la muerte

Escribo tu nombre

Al recuperar la salud, ante el riesgo superado, en la esperanza sin memoria. Escribo tu nombre

Y por el mero poder de una palabra, renazco, nací para conocerte, para llamarte :

                                          L I B E R T AD

 

                                                       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s