PEZ SOLUBLE – ANDRÉ BRETON

 

 

 

Segundo capítulo de la Obra de André Breton, pubicada en 1924 PEZ SOLUBLE, Su prefacio fue el primer manifiesto del movimiento-secta surrealista. Ejemplo primigenio de escritura automática.

 

Menos tiempo del que se necesita para decirlo, menos lágrimas de las necesarias para morir : ya está, he contado todo. He terminado el recuento de piedras, está entre mis dedos y algunos más; he distribuido instrucciones a las plantas, pero no todas las han querido acatar. Con la música he juntado parte durante un segundo solamente y ahora ya no sé qué pensar sobre el suicidio porque, si quiero separarme de mí mismo, la salida está por este lado y, añado maliciosamente : la entrada, el regreso por el otro. Ves lo que falta por hacer. Las horas, el dolor, no llevo una cuenta razonable; estoy sólo, miro por la ventana; no pasa nadie, o mejor nadie pasa (subrayo pasa). Este Señor, ¿no lo conocéis? Es el Señor Elmismo. Os presento a la Señora Señora. Y sus hijos. Luego regreso sobre mis pasos, mis pasos también regresan pero no sé exactamente sobre qué regresan. Consulto un horario; los nombres de las ciudades han sido sustituidos por nombres de personas que me han conmocionado bastante cerca. ¿Iré a A, regresaré de B, cambiaré a X? Si, por supuesto, cambiaré a X. ¡Dado que no me falta correspondencia con el hastío! Ahí estamos : el hastío, las hermosas paralelas, ¡ah! Cuán bellas son las paralelas bajo la perpendicular de Dios.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s