TRISTAN TZARA – CEREALES Y SALVADO (INICIO)

 

SI ALGÚN DÍA SE EMPEZARAN A PUBLICAR LAS OBRAS DE TZARA EN CASTELLANO Y TUVIERA QUE ELEGIR ALGUNA DE ENTRE LOS SEIS TOMOS DE SUS OBRAS COMPLETAS Y ME DIERAN A ELEGIR , ESTA SERÍA LA PRIMERA, POR SU IMPORTANCIA TEÓRICA Y LÍRICA, POR SU MEZCLA DE PROSA Y VERSO PORQUE ES UN PERFECTO EJEMPLO DE ENSAYO POÉTICO.  TOTAL ABOLICIÓN DE GÉNEROS DADAISTA EN BELLÍSIMO EXTREMO.  ADELANTO SU INICIO.

CEREALES Y SALVADO
Sueño experimental
TRISTAN TZARA
(1935)
A partir de hoy, el contenido de los días será escanciado sobre la damajuana
nocturna. La desesperación adoptará las formas alegres del fin de la época de las
manzanas y arrastrará como una granizada de tambores frescamente descargados
sobre la húmeda sombra que nos sirve de abrigo. Las noches crecerán en detrimento
de los días, a plena luz, según las reglas de los malos humores los más sórdidos e
inerradicables. Unos huevos luminosos serán amasados sobre la tripa de los edificios
Estará prohibido al sueño acostarse con mujeres en la calle. A las horas de afluencia
se soltarán unas jaurías de perros invisibles a través de la ciudad, se deslizarán entre
los pies y los vehículos, completamente barnizados por una substancia fosforescente,
ligeramente musical como el raso. Hombres, mujeres y niños re rozarán las manos
con una evidente satisfacción que dará lugar a la cortesía. Nadie tendrá que dar
cuentas de la prolongación de esos roces. Con esta fórmula, en apariencia carente de
interés, nacerán conocimientos inverosímiles y derivaciones fundamentales.
Inmediatamente las cabelleras estarán a disposición de todos. Una nueva
voluptuosidad brotará sustituyendo al amor. Desaparecerán sus cadenas y en su lugar
habrá hilos de seda tan invisibles como algunas miradas que expresan el mundo en su
actual complicación, sentimental, atroz.


ahora en este momento la lluvia fina de una oscuridad de hormigas que caerá
felizmente sobre la ciudad
y digo felizmente no digo otra cosa
y cómo podríamos sin ruido aplastar las causas y destrozar los dinteles
cuando la dulzura de la atmósfera me encorajinaba entre otras cosas por signos
sutiles de risas cuchicheadas a escondidas
los montadores de escenas sin fin que vendrán a asomar en la palma de la ciudad


Montones de frutos se colocarán en los cruces, algunos alcanzarán la altura de un
edificio de tres plantas. Las noticias serán cuidadosamente anunciadas mediante
señales marítimas atadas sobre cordajes y éstos a su vez suspendidos de los
reverberos. Se otorgará a los caballos al honor debido a su belleza plástica y a la
nobleza de su carácter. Nada será olvidado, ni el embellecimiento de los animales
domésticos, ni la institución de los parlamentos de pájaros. Los hombres no hablarán
más, mientras que la mujeres cantarán algunas frases, cuyo uso sera determinado y

numero delimitado, pero el sentido expresado por las palabras no concordará ni con
la etimología ni con los sentimientos habituales. Todos los viernes habrá cambio de
expresiones, se ordenarán algunas supresiones y, en los límites del repertorio se
establecerá para la semana en curso, los añadidos a los sentidos siempre renovados
que completarán las melodías conocidas. Todo lo que es susceptible de hacer un ruido
agudo, se endurecerá con una delgada capa de caucho. Lo ruidos serán mates y sordas
sus resonancias.
En la ciudad inmensamente fluorescente donde la sabiduría de las multitudes será
conjuntada con la locura dispersa de algunos deliciosos seres, será instituida, en
previsión de la inminente transformación de la materia y pregonada desde lo alto de
los graneros, a la usanza de aquellos que tienen orejas para oír y no para romper los
cristales de las bofetadas desgraciadamente muy escuchadas, será pregonada, en la
claridad del tiempo bienvenido, único estruendo ampliamente admitido, la hora de los
pastores. Y el cantante callejero hará sombra en el temible sufrimiento del silencio
difundido como una mancha de vino tinto que podrá devorar la ciudad entera en el
placer y la voluptuosidad sin límites hacia las que tiende verdaderamente los
significados del hombre, ese imperturbable solitario que cada día sale de una prisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s