TZARA – CINE CALENDARIO DEL CORAZÓN ABSTRACTO-

“Expresión del delirio verbal de Tzara, representa la forma más perfecta de improvisación dadaista”   Michel Sanouillet Dada à Pariss, pag 189. Publicada en la mítica editorial de Hilsum, Au sans Pareil, donde se publicaron la mayoria de textos y revistas dadaistas, vió la luz  en el año 1920 recién llegado Tzara a París  y fue lustrado por grabados en madera de Arp,

CINE CALENDARIO DEL CORAZÓN ABSTRACTO

                                     (1920)

                          1

frasco con las alas de cera candente en flor

mi calendario brinca medicamento astral de inútil mejoría

se disuelve en la bujía encendida de mi nervio principal

amo los accesorios de oficina por ejemplo

a la pesca de diosecillos

don del color y de la farsa

para el capítulo flagrante donde da todo lo mismo

sobre la pista consuelo del alma y del músculo

pájaro grazna

2

con tus dedos crispados alargándose y vacilantes como los ojos

la llama llama para apretar

estás allí bajo cubierta

las tiendas escupen empleados al mediodía

la calle los lleva

las campanillas de los tranvías cortan la frase alta

3

viento deseo sótano sonoro de insomnio tempestad templo

cascada

y salto brusco de las vocales

en las miradas que establecen los lugares de los abismos

para llegar a superar vivencias por imaginar

claman cuerpos humanos ligeros como cerillas

en todos los incendios del otoño de las vibraciones y de los árboles

sudor de petróleo

4

tus dedos sobre el clavijero cabalgan

puedes ofrecerme acaso la gama de hipos

me incliné hacia ti como un puente tenso

cuyos pilares zarandeados por el oleaje no crujen

y existe incertidumbre en forma de decisión helada

desencadenándose en el movimiento soportado por las ruedas

ese es el músculo de mi corazón que se abre y grita

5

bajo la escalera

agazapados en el calor motriz de este aeroplano crucifijo

sombra rosa

familiar en el vaho

acercándose como barco un cigarrillo

y el ácido humo de gasolina sobre el lago

oh manecillas atravesando el reloj peces estriados

suben como ascensores

y el oro de las moscas trabajadoras :

otro

6

la bruma inyectó el ojo

que pone color en nuestra vista

de liviana sangre y de licor opaco fatigado

se mecaniza la danza de los ataúdes

o de las páginas multicolores inesperadas dentro de las venas

rueda gris petrificada despojada de ramas

saltando a través de la distancia

vi los intervalos de la muerte subterránea

7

eximidos consentimientos completamente sinceros sobre el diván

fresca cuerda que engarza las piedras de las ideas

o arena de indefinidas formaciones blancas

la menta rodeó tu alma bajo el abrigo

maliciosamente

isótropo luz sentada sobre tejo y diversión

8

las baldosas de tela y de hojarasca acentúan

la excusa de los cuatro paisajes y la diversidad

entre los botes de betún en construcción discurren

por encima de público interrumpido por la naturaleza

jardinero de jaspes de sangre

aquí hay un globo

cervecería con danza del vientre inesperada se suicidó

un enorme pez

otro

los colores son cifras que matamos y saltan

tiovivo

como todo el mundo

9

las fibras se someten a tu calor estelar

una lámpara se denomina verde y ve

prudente penetración en temporada de fiebre

el viento barrió la magia de los ríos

y yo perforé el nervio

en el límpido lago helado

rompió el sable

y la danza de las mesas redondas de las terrazas

rodea el golpe del mármol escalofrío

nuevo moderado

10

coktail de ginebra del amanecer

el saldo de cuente de las sombras atrofiadas

luchan los clarines al ritmo del fox-trot

animales muestran la conjuntivitis de acero las rejas

y los empleados del servicio marítimo

como oportunidades en fútbol

se arrojan al agua

vestidos de satélites azules y culpables

11

viento por el caracol vende plumas de avestruz

vende sensaciones de avalancha

la autoflagelación trabaja bajo mar

y desiertos desvanecidos al aire libre en jarrones decorativos

la rueda de transmisión trae una mujer demasiado gorda

campos de pergamino agujereados por pastillas

que comprendió el remedio de los abanicos para intestinos

leve circulación del dinero por las venas del reloj

aparece la obligación del deseo de marchar

12

picores en la garganta de letritas ardientes

algunas gotas de luz fracaso bastan en el espejo

y el mejor cine es el espejo del diafragma

telegrama que llega de cada grado de fría seco

telegrafíame la densidad del amor

para llenar la canción del rabel con tinta china

13

cenicero interino para fumadores de algas y filtros

de istmos inventarios inventos artificio crimen

lixiviación

los dadaístas al timón de la corriente del golfo cerbatana

llevan bigotes legítimos y latinos

curan las fístulas con lapislázuli

lapislázuli lapislázuli

que trepa el capicornio atracción de la vacuna fervor tetrarca

y abastece de fisuras fósiles

de erecciones filtradas por el tórax de jesús

pronósticos ataques Shckelton del subcerebro

14

signo de la cruz y salud función gimnástica memoria

emana autómata respiratoria inevitable cortesía

la hora avanza en los huesos y deja huellas de silencio

vendaje cuidado por defectuosas máquinas cuarteles mandíbulas

sal acero yeso tabaco antracita menta

me demostraron las nuevas leyes del corazón abstracto

coche de caballos febril y cuatro crujidos acres y macabros en la casucha

bajo los puentes de parís”

15

en las cuerdas blancas de la media noche atrofiadada

recibes impermeable emisario lunático

bombilla mujer de caucho verde por kilómetros

el engranaje subterráneo del sentido del tacto

16

alto color de deseos marítimos fría proyección

en diagonal celeste noble y corregida

sobre tu cuerpo grabado por cruces heridas

arrojadas en el cesto de la redacción

mide la elegancia calculada en dólares

gran humareda araña metal feto

17

somnífero profundo que cuece el cuco caqui

campana autodidacta y templada con sudor de humedad cacao

otros licores cerebrales perturban la osa mayor

dentro de los crisoles

estremecerse como bramantes cultivados en el ecuador

el aparato guillotina la marcha familiar de los vagones

18

purgatorio anuncia la gran época

el policía amor que se orina tan deprisa

gallo y hielo se acuestan bajo el ojo galante

gran lámpara se traga virgen maría

calle santiago se van los pequeños bonitos

hacia los sellos de la aurora blanca aorta

agua diabólica llora sobre mi razón

19

entre dos tuberías y la rosa diagonal

abierto el grifo para luz brandy de cereza

la cruz sube desde un cristal guardarropa

violoncelo cocido azul hipermanganato

engranaje embrionario

y las huellas del lapicero tridente

20

lámparas hipnotizadas por la mina de sal

hacen palidecer el escupitajo en la boca prudente

vagones fijados al zodiaco

un monstruo muestra su cerebro de vidrio calcinado

es la verdad que huye del saludo cordial

y recuerda a la tórtola del rag-time

sin oposición al perfume inicial a las especulaciones hípicas

las vocales de sal dientes parados sobre los raíles

retiramos las escaleras

señal

21

el fútbol en el pulmón

rompe las ventanas (insomnio)

en los pozos hacemos hervir enanos

para el vino y la alegría

picabia arp ridemont-dessaignes

buenos días

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s