PRIMERA MANO – TZARA

TRISTAN TZARA

(1.952)

____________________________________________________

Nota : En 1949, Max Ernst, Joan Miró e Yves Tanguy, habían ilustrado una magnífica edición del L’Antitête, con este motivo Tzara compuso estos tres poemas, escritos de su puño y letra como dedicatoria en los ejemplares entregados a cada uno de ellos.

Estas glosas sobre la pintura de estos grandes artistas, fueron publicadas en edición limitada, en diciembre de 1952, en Alés (Gard) por Ediciones P.A.B. Son écfrasis, es decir, no analizan la obra pictórica sino que expresan el efecto que ella produce en la sensibilidad del poeta, retomando la tradición de Baudelaire en sus escritos sobre Goya Delacroix y Rubens.

I

a Max Ernst

son viento en el hogar acerbas canciones

se van a los campos los faroles

y donde están los champiñones

debajo de los puentes

toda arizona con flores

los paisajes también representan bojas oídos y brotes

son osos abejas o coyotes

llevan polainas y pinzas nasales

debajo de los puentes

toda arizona con flores

en la nariz de los zapatos dejad atar los cordones

laceran los lazos el cielo deshuesado

bassets que amenazan bastante las nasas

debajo de los puentes

toda arizona con flores

sin embargo los peces los árboles pescadores

como los tordos los ratones y los lobos

caminan al ritmo de las palabras de amor

debajo de los puentes

toda arizona con flores

                                                                                                                  II
                                                                                                                                                           a Joan Miró

                                                                            corazones de conejos en los senos colmados de cielo
                                                                            te veo explorando el azar prohibido
                                                                            para cada cual su trampa es el cuentacuentos
                                                                           los lobos pisotean los parterres de estrellas

                                                                           banjo solitario en una isla de hielo
                                                                          la hora de la muerte con trucos de armonía
                                                                          acaso llegaría por quién sabe qué desvío 
                                                                          a mordernos el culo en nuestras más transparentes alegrías

                                                                          nada es menos seguro que el acerbo sueño
                                                                          ilustrador de mágicos prados verdes
                                                                         los osos en las terrazas donde expira el invierno
                                                                         somnoliento entre los camareros     
     
                  

III

                                                                                                                                                                       a YvesTanguy

                                                                                           montañas amamos el fruto de vuestros nutricios pechos
                                                                                           las llaves maestras nos entregan sus secretos
                                                                                           y el alba cristalina – ártico sobrecogimiento
                                                                                          desenreda el botín de nuestros pasados revueltos

                                                                                          el tiempo de los fríos profundos llega y se queda
                                                                                         en la cantera de los días donde canta y se queja
                                                                                         imagen presente luego por turnos deshecha
                                                                                        procesión que murmura juegos y ofensas   

sobre el césped de la risa mágico jardinero

de nuestras geometrías difundes el encantamiento

ya en las cuatro esquinas donde se aflige el mundo viejo

surgen el amor y la amistad al margen del hielo

2 comentarios en “PRIMERA MANO – TZARA”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s