PAUL ELUARD – EJEMPLOS

Paul Éluard por Salvador Dalí

Es conocido que tanto el dadaismo como el surrealismo dieron gran importancia a la paremiología y utilizaron el acervo popular de los refranes, dichos y frases hechas en sus composiciones poéticas. En un recorrido inverso algunos de los veros de estos poetas entraron a formar parte de ese hasbla coloquial. Por ejemplo de Paul éluard, «hay otros mundos pero estan en este» . Tzara en uno de sus ensayos equipara el uso de los proverbios en poesía al collage en pintura. Paul Eluard fue uno de los más fervientes enamorados de estas expresiones del lenguaje cotidiano, y en el libro titulado «Las necesidades de la libra y las consecuenciad e los sueños» que va precedido del siguiente preámbulo incluye también liminarmente estos «Ejemplos»

Ejemplos

(1921)

El singular error de Victor Hugo, de Stephane Mallarmé y de Mme Mathieu de Noailles puede llevarnos más allá, a pensar que el sentido mismo de las palabras, al margen de que posean gusto, olor o música, no es una propiedad tan segura porque no las dejan irse inmediatamente que el escritor las descuida, o las acoge sin brutalidad de espíritu, o más bien no tiene en cuenta sus venas, hilo y tipo particular de resistencia. Para los proverbios, ejemplos y otras palabras nunca jamás determinadas por un primer descubrimiento, cuanto más vacío haya a su alrededor más absurdos y puros los hace, análogamente difíciles de inventar, de mantener. Me gusta que Paul Éluard los incorpore tal como son o los redescubra. A continuación empiezan sus poemas.

Jean Paulhan.

EJEMPLOS

CUATRO CHAVALES

El sobrio glotón,

Hinchando sus carrillos,

Tragando una flor,

Olorosa piel interior.

Formal niño,

Silbido,

Boca necesariamente rosa,

Boca ligera bajo pesada cabeza,

Uno para diez, diez para uno.

Huérfano,

El pecho que le alimentó vestido de luto

No lo lavará más.

Sucio

Como un bosque en noche de invierno.

Muerto,

Hermosos dientes, y hermosos ojos yertos,

¡Quietos!

¿Qué mosca de su vida

Es madre de las moscas de su muerte?

OTROS CHAVALES

Confidencia :

“Hijito de mis cinco sentidos

Y de mi paciencia.”

Mecemos los cariños,

Tendremos formales niños.

En buena compañía,

En la tierra ya nada nos dará miedo,

Alegría, felicidad, prudencia,

Los cariños

Y ese salto de edad en edad,

De la condición de niño a la ancianidad,

No nos someterá

(Confidencia).

FIESTAS

El vals es hermoso,

Los grandes estímulos del corazón también lo son.

Calles,

Un rueda bailaba desenfrenadamente.

Ruedas, faldas, sombreros, rosas.

Regada,

La planta estará lista para desear las fiestas.

MORIR

Verdad oscura,

Oscura verdad.

Sacamos al muerto y retrocede el hogar.

La piedra es dura, el muerto no es de piedra.

(Verdad ya antigua ).

MALABARISTA

Calor.

Día de mazas,

Día de hombros,

De fastos.

Armas ante la vitrina,

Defensa de cristal,

Amparada por follaje,

Umbría, plumaje.

El poder extrae al hombre lo que tiene,

Cielo complaciente.

Pronto los ojos ya no necesitarán manos.

Podrá coger una escalera.

La cabeza a la orilla del río,

Esperanza de un único ramo,

Desesperación.

PASEO

Andar por costumbre,

Correr por costumbre,

Tierra oculta y descubierta,

Menor que un imperio,

Muy extenso,

Mía aquí y allá,

También por otros lugares,

Dispuesto el gesto sonriente

Por cosechar

Árboles y paseantes,

Sus sombras y sus bastones,

El sol dividido por todas partes.

PASEANTES

Abrazada,

La madre, siempre la misma,

La más útil,

La bella, la habitante,

La ineludible madre

Y el abrigo de todos.

Las nubes, su contrario

En tierra,

Masas pesadas, masas ligeras.

La familia húmeda

Pese a los árboles húmedos

Al borde del agua.

Los bosques con su propia luz.

Sombra suave,

Importante.

El bosque por dentro

Y el cielo por fuera, la luz

En tierra.

OBRERO

Ver en los árboles tablas,

Caminos en las montañas,

En la juventud, en la edad adulta,

Forjar el hierro y modelar la piedra,

Embellecer la naturaleza,

La naturaleza sin su hermosura,

Trabajar.

BOXEADOR

¡Oh! Y el hechizo de un enorme puño, agitado,

Pelota de ataque,

Corazón bien situado

(el corazón late a su altura),

Saltador

Y no por temor.

DORMILÓN (1)

Triste, va a morir de extraña manera,

Sus ojos caerán en el saco de las mejillas,

Labios aspirados, nariz estrecha,

Esperanza : se dormirá.

Con manos y pies colgando

Sobre tantos mares, tantos suelos,

Un marinero muerto,

Se dormirá.

Látigos enganchados, bolsillos, sobacos,

El asiento es más pesado,

El sol más estrecho,

Pero el sueño no cuenta paseando.

Joven muerto, sin porvenir, muerto.

DORMILÓN (2)

Hacia el alba la sombra del corazón

Con prisa

Al descanso.

Nada envuelve en su ensoñación

A este corazón más henchido que los escaparates.

Sombra,noche y sueño.

Un corazón se deshace

De todo lo que no sabe.

NOCTÁMBULO

Cielo aplastado bajo la sombra que desciende,

(Olvido-del-sol),

Los muertos sin brillo se olvidan más lentamente,

(Cielo-desaparecido).

Los ojos se necesitan

Menos por cielo que por tierra,

Y saber donde poner los pies,

(Montaña-por-escalar).

(Olvido-del-sol)

Los párpados para los ojos bastan,

(Noche-desaparecida)

Y el sueño conoce su cama.

EL CORAZÓN

El corazón con que ella canta,

A la nieve hace licuarse,

Alimento de las aves.

MODELO

Tantas luces,

Tantas manos y tantos rostros,

Todos estos días entre estas noches,

¡Como el cielo entre las alas

de los pájaros!

Destinada.

El hombre, sólo, encontró todo.

Aparición.

Unos horizontes entran en escena.

Fluida.

Caída de la luz sobre una cúpula apagada,

Un desierto,

Una estrella diurna para sólo algunos días.

EL ARTE DE LA DANZA (1)

Exijo en la sala : puntualidad u orden.

Pero la bailarina de pies dorados, de agua transparente

No sabe leer ni contar.

Tan ingenua como un espejo,

Carece de techo,

SÓLO UN SOL

Y la cálida sombra sin muros.

Galones de oro en torno al cuerpo,

Brillantes en bruto,

Una falsa desnuda,

Los espectadores olvidaron

Que está esculpida para bailar.

EL ARTE DE LA DANZA (2)

La lluvia frágil, apoyo de las tejas

En equilibrio. Ella, la bailarina,

Jamás conseguirá

Caer, saltar

Como la lluvia.

EL ARTE DE LA DANZA (3)

Cristales azules, hierbas, la lluvia, bailarina,

La bailarina emulaba a las bailarinas,

Imágenes perfiladas varias veces.

El caucho tenso, el paraguas abierto,

Los pies mojados, los cabellos rizados,

Ella está por todos los lados,

Viaja para no viajar más,

Baila por los cuatro costados,

En las manos del ciego,

En el espejo-cuna

EN EL-CORAZÓN- EN EL CORAZÓN

Y en la tierra de su danza

Magia-magia-magia.

SENSIBLE (1)

En las sombras que desbordan la copa repleta,

En los tejados por encima del límite que oculta las calles,

En los árboles entre los árboles

Enseñar la pérdida de una alegría,

Un gesto desgastado hasta la horca,

Cara al sol.

SENSIBLE (2)

La luz socava el cielo

Y los pájaros no saben esfumarse.

El cree amar los pájaros

Y tan pronto hace un ramo,

Como una red con sus gestos al aire.

MÚSICO

Inteligencia ingenua

Al son de los instrumentos

Con música,

Con música de labio desnudo,

Al final de la tierra conocida

Y hasta el otro confín

La cabeza extraviada,

Las manos delicadas aquí.

REFLEJOS

La mitad de todo, la tierra,

La otra mitad, enterrada,

En la quietud de las estrellas,

Su día de mañana.

RUEDAS

Ruedas por las carreteras,

Ruedas hilo a hilo desatadas,

Desgastadas.

IMBÉCIL HABITANTE

Rostro fuera de temporada,

Rostro, vidrio y piedra,

Las paredes de la casa me parecen como

Una careta,

Se sujetaron a mi carne.

El sol revela

Joven y mujer y pared

De pintura fija

Salen unas piedras

Sobre las piedras, de izquierda a derecha,

Un niño está sentado al lado de un anciano,

Un rostro.

A lo lejos

Mi madre

Baila como una polvareda.

¡AH!

¡Ah! Mil llamaradas, un fuego, la luz,

¡Una sombra! ….

El sol me sigue.

MALLAS

La roja de azul,

La azul de rojo,

Alegría,

Derramada el agua

Los párpados la rodean.

Abrí los ojos, respiré,

Sed- alegría.

GUAPO

Guapo con suerte,

Feo con desgracia,

Visible para los ciegos.

SEDUCIR

La adoración de las miradas

Seduce a los ojos que ven mal lo que ven.

Ruborizándose,

Los ojos tendrán placer sobre sus mejillas

Y que se familiarizan de ellas para siempre.

Quien la ve virgen y la sabe virgen,

Virgen de terciopelo,

Conoce también sus párpados coronados,

La alegría en guardia.

Por vergüenza, tener siempre vergüenza,

No,

Sino abrir una casa

Y enseñar su buen cara,

Ésta de allá .

SEDUCCIÓN

El corazón es una imagen

El corazón es un medio.

“ …De aspecto distinguido.”

Y continuemos:

Amable niña,

Desencajando los dedos,

Esperabas.

Se depositó allí el beso,

Satisface un buen beso,

Desde la antigüedad

Mezcla de serpientes.

“…De aspecto distinguido.”

Se va.

COMPLETAMENTE SEDUCIDO

Acróbata de los platos,

Enamorado de chicas mezquinas,

Pone su mano y su brazo sobre tí

Baja,

Ligera para coger

Pero enorme para conservar.

UNA

Una tristeza de mal Ésta dulce

tiempo, los revolcones Ésta hermosa,

abalanzándose por el hu- Tranquila

mo y el viento, un cielo Fundamento de colores,

gris a punto de llover, Y, el cielo vigilante,

decimos que la música El calor displicente.

pierde su sentimiento.

CORRER

Esta dura boca, sin lágrimas,

Elige a las mujeres

Y los ojos de color

Aprecian

Siempre un poco más de carne.

Elegir o girar la cabeza.

Esta sonrisa de cabeza

Añade carne a la carne,

La carne buena a la mejor.

Apreciar, por el orgullo de elegir.

Y concluida la faena :

Acertar.

CÁNTICO

El niño mira la noche desde lo alto,

(No creáis a los aviones, ni a los pájaros,

Está más alto)

Si el niño muere, la noche tomará su lugar.

IMAGEN

Los grandes animales mueren

Y se van los menores.

Animales invisibles

Entre la tierra y el hombre.

ENTRAR, SALIR

La calle se detiene aquí y vuelve a salir, la desconocida.

La puerta borra la calle.

Paso a paso,

Piedras lanzadas de abajo a arriba,

Que toda superficie esté tranquila,

Que se junte toda línea.

Futuro. La mano no olvida

Lo que los ojos inventaron.

Cabeza vacía,

Cabeza perfecta.

¡Piedras! Lo que está enterrado resucita,

Lo que está tumbado, hundido, se alza, se limita.

Futuro, cabeza cerrada,

Cabeza vieja,

Antigua.

ENCERRADO, SOLO

Canción completa,

La mesa para ver, la silla para sentarse

Y para respirar el aire.

Descansarse,

Idea inevitable,

Canción completa.

LA HORA

Árbol verde,

Árbol plantado,

Tierra.

A mediodía

Cuando el cielo está en el árbol

En tierra la valentía …

Sol en los dedos

(Agua fina en el viento)

Olvidar cualquier trabajo que rebaja.

Y el dueño es duro tal vuelo de piedras.

Manzano agrio, agujeros por los llantos

de la tierra,

El ojo y el corazón que estas flores bañaron

Perdieron su encanto.

AIRE NEGRO

La vida cosida con hilo blanco,

Los tejados llevan chimeneas,

El cielo a las calles paralelo,

Las calles,

La humareda por las aceras,

H A L L A Z G O.

Unos pasos hacia los otros,

El sol o la luz,

Recuerdos de ciudad,

H O R A A H O R A ,

Por la mañana, al mediodía, de noche,

Tiendas y fachadas,

En los escaparates luces dobladas,

V E L A R ,

En otra parte,

La noche encerrada en la noche,

Los perros ladrando a la noche de los gatos,

C A N S A N C I O.

ENVEJECER

Sombra de nieve,

Corazón blanco, sangre pobre, corazón infantil.

La mañana.

Siempre hay días soleados y días

de nubes.

El cielo, brazos abiertos, buen recibimiento

En el cielo.

PASTOR

El animal como la lámpara

Poco más que la cerilla.

¿Quién le guía? Y su bastón,

Bolardo,

¿Es más seguro?

FINES

Hombres solos, hogares vacíos.

Sólo existe abandono.

Sencillo, demasiado sencillo y viejo, demasiado viejo

Para estar contentos.

Desde sus cimientos,

No queda nadie en el hogar.

LAS NECESIDADES DE LA VIDA

Y LAS CONSECUENCIAS DE LOS SUEÑOS

Precedido por

Ejemplos

(1921)

El singular error de Victor Hugo, de Stephane Mallarmé y de Mme Mathieu de Noailles puede , más allá, llevarnos a pensar que el sentido mismo de las palabras, al margen de que posean gusto, olor o música, no es una propiedad tan seguraporque no la dejan ir inmediatamente que el escritor las descuida, o las acoge sin brutalidad de espíritu, o más bien no tiene en cuenta sus venas, hilo y tipo particular de resistencia. Para los proverbios, ejemplos y otras palabras nunca jamás determinadas por un primer descubrimiento, cuanto este vacía a su alrededor más absurdos y puros los hace, análogamente difíciles de inventar, de mantener. Me gusta que Paul Éluard los incorpore tal como son o los redescubra. A continuación empiezan sus poemas.

Jean Paulhan.

EJEMPLOS

CUATRO CHAVALES

El sobrio glotón,

Hinchando sus carrillos,

Tragando una flor,

Olorosa piel interior.

Formal niño,

Silbido,

Boca necesariamente rosa,

Boca ligera bajo pesada cabeza,

Uno para diez, diez para uno.

Huérfano,

El pecho que le alimentó vestido de luto

No lo lavará más.

Sucio

Como un bosque en noche de invierno.

Muerto,

Hermosos dientes, y hermosos ojos yertos,

¡Quietos!

¿Qué mosca de su vida

Es madre de las moscas de su muerte?

OTROS CHAVALES

Confidencia :

“Hijito de mis cinco sentidos

Y de mi paciencia.”

Mecemos los cariños,

Tendremos formales niños.

En buena compañía,

En la tierra ya nada nos dará miedo,

Alegría, felicidad, prudencia,

Los cariños

Y ese salto de edad en edad,

De la condición de niño a la ancianidad,

No nos someterá

(Confidencia).

FIESTAS

El vals es hermoso,

Los grandes estímulos del corazón también lo son.

Calles,

Un rueda bailaba desenfrenadamente.

Ruedas, faldas, sombreros, rosas.

Regada,

La planta estará lista para desear las fiestas.

MORIR

Verdad oscura,

Oscura verdad.

Sacamos al muerto y retrocede el hogar.

La piedra es dura, el muerto no es de piedra.

(Verdad ya antigua ).

MALABARISTA

Calor.

Día de mazas,

Día de hombros,

De fastos.

Armas ante la vitrina,

Defensa de cristal,

Amparada por follaje,

Umbría, plumaje.

El poder extrae al hombre lo que tiene,

Cielo complaciente.

Pronto los ojos ya no necesitarán manos.

Podrá coger una escalera.

La cabeza a la orilla del río,

Esperanza de un único ramo,

Desesperación.

PASEO

Andar por costumbre,

Correr por costumbre,

Tierra oculta y descubierta,

Menor que un imperio,

Muy extenso,

Mía aquí y allá,

También por otros lugares,

Dispuesto el gesto sonriente

Por cosechar

Árboles y paseantes,

Sus sombras y sus bastones,

El sol dividido por todas partes.

PASEANTES

Abrazada,

La madre, siempre la misma,

La más útil,

La bella, la habitante,

La ineludible madre

Y el abrigo de todos.

Las nubes, su contrario

En tierra,

Masas pesadas, masas ligeras.

La familia húmeda

Pese a los árboles húmedos

Al borde del agua.

Los bosques con su propia luz.

Sombra suave,

Importante.

El bosque por dentro

Y el cielo por fuera, la luz

En tierra.

OBRERO

Ver en los árboles tablas,

Caminos en las montañas,

En la juventud, en la edad adulta,

Forjar el hierro y modelar la piedra,

Embellecer la naturaleza,

La naturaleza sin su hermosura,

Trabajar.

BOXEADOR

¡Oh! Y el hechizo de un enorme puño, agitado,

Pelota de ataque,

Corazón bien situado

(el corazón late a su altura),

Saltador

Y no por temor.

DORMILÓN (1)

Triste, va a morir de extraña manera,

Sus ojos caerán en el saco de las mejillas,

Labios aspirados, nariz estrecha,

Esperanza : se dormirá.

Con manos y pies colgando

Sobre tantos mares, tantos suelos,

Un marinero muerto,

Se dormirá.

Látigos enganchados, bolsillos, sobacos,

El asiento es más pesado,

El sol más estrecho,

Pero el sueño no cuenta paseando.

Joven muerto, sin porvenir, muerto.

DORMILÓN (2)

Hacia el alba la sombra del corazón

Con prisa

Al descanso.

Nada envuelve en su ensoñación

A este corazón más henchido que los escaparates.

Sombra,noche y sueño.

Un corazón se deshace

De todo lo que no sabe.

NOCTÁMBULO

Cielo aplastado bajo la sombra que desciende,

(Olvido-del-sol),

Los muertos sin brillo se olvidan más lentamente,

(Cielo-desaparecido).

Los ojos se necesitan

Menos por cielo que por tierra,

Y saber donde poner los pies,

(Montaña-por-escalar).

(Olvido-del-sol)

Los párpados para los ojos bastan,

(Noche-desaparecida)

Y el sueño conoce su cama.

EL CORAZÓN

El corazón con que ella canta,

A la nieve hace licuarse,

Alimento de las aves.

MODELO

Tantas luces,

Tantas manos y tantos rostros,

Todos estos días entre estas noches,

¡Como el cielo entre las alas

de los pájaros!

Destinada.

El hombre, sólo, encontró todo.

Aparición.

Unos horizontes entran en escena.

Fluida.

Caída de la luz sobre una cúpula apagada,

Un desierto,

Una estrella diurna para sólo algunos días.

EL ARTE DE LA DANZA (1)

Exijo en la sala : puntualidad u orden.

Pero la bailarina de pies dorados, de agua transparente

No sabe leer ni contar.

Tan ingenua como un espejo,

Carece de techo,

SÓLO UN SOL

Y la cálida sombra sin muros.

Galones de oro en torno al cuerpo,

Brillantes en bruto,

Una falsa desnuda,

Los espectadores olvidaron

Que está esculpida para bailar.

EL ARTE DE LA DANZA (2)

La lluvia frágil, apoyo de las tejas

En equilibrio. Ella, la bailarina,

Jamás conseguirá

Caer, saltar

Como la lluvia.

EL ARTE DE LA DANZA (3)

Cristales azules, hierbas, la lluvia, bailarina,

La bailarina emulaba a las bailarinas,

Imágenes perfiladas varias veces.

El caucho tenso, el paraguas abierto,

Los pies mojados, los cabellos rizados,

Ella está por todos los lados,

Viaja para no viajar más,

Baila por los cuatro costados,

En las manos del ciego,

En el espejo-cuna

EN EL-CORAZÓN- EN EL CORAZÓN

Y en la tierra de su danza

Magia-magia-magia.

SENSIBLE (1)

En las sombras que desbordan la copa repleta,

En los tejados por encima del límite que oculta las calles,

En los árboles entre los árboles

Enseñar la pérdida de una alegría,

Un gesto desgastado hasta la horca,

Cara al sol.

SENSIBLE (2)

La luz socava el cielo

Y los pájaros no saben esfumarse.

El cree amar los pájaros

Y tan pronto hace un ramo,

Como una red con sus gestos al aire.

MÚSICO

Inteligencia ingenua

Al son de los instrumentos

Con música,

Con música de labio desnudo,

Al final de la tierra conocida

Y hasta el otro confín

La cabeza extraviada,

Las manos delicadas aquí.

REFLEJOS

La mitad de todo, la tierra,

La otra mitad, enterrada,

En la quietud de las estrellas,

Su día de mañana.

RUEDAS

Ruedas por las carreteras,

Ruedas hilo a hilo desatadas,

Desgastadas.

IMBÉCIL HABITANTE

Rostro fuera de temporada,

Rostro, vidrio y piedra,

Las paredes de la casa me parecen como

Una careta,

Se sujetaron a mi carne.

El sol revela

Joven y mujer y pared

De pintura fija

Salen unas piedras

Sobre las piedras, de izquierda a derecha,

Un niño está sentado al lado de un anciano,

Un rostro.

A lo lejos

Mi madre

Baila como una polvareda.

¡AH!

¡Ah! Mil llamaradas, un fuego, la luz,

¡Una sombra! ….

El sol me sigue.

MALLAS

La roja de azul,

La azul de rojo,

Alegría,

Derramada el agua

Los párpados la rodean.

Abrí los ojos, respiré,

Sed- alegría.

GUAPO

Guapo con suerte,

Feo con desgracia,

Visible para los ciegos.

SEDUCIR

La adoración de las miradas

Seduce a los ojos que ven mal lo que ven.

Ruborizándose,

Los ojos tendrán placer sobre sus mejillas

Y que se familiarizan de ellas para siempre.

Quien la ve virgen y la sabe virgen,

Virgen de terciopelo,

Conoce también sus párpados coronados,

La alegría en guardia.

Por vergüenza, tener siempre vergüenza,

No,

Sino abrir una casa

Y enseñar su buen cara,

Ésta de allá .

SEDUCCIÓN

El corazón es una imagen

El corazón es un medio.

“ …De aspecto distinguido.”

Y continuemos:

Amable niña,

Desencajando los dedos,

Esperabas.

Se depositó allí el beso,

Satisface un buen beso,

Desde la antigüedad

Mezcla de serpientes.

“…De aspecto distinguido.”

Se va.

COMPLETAMENTE SEDUCIDO

Acróbata de los platos,

Enamorado de chicas mezquinas,

Pone su mano y su brazo sobre tí

Baja,

Ligera para coger

Pero enorme para conservar.

UNA

Una tristeza de mal Ésta dulce

tiempo, los revolcones Ésta hermosa,

abalanzándose por el hu- Tranquila

mo y el viento, un cielo Fundamento de colores,

gris a punto de llover, Y, el cielo vigilante,

decimos que la música El calor displicente.

pierde su sentimiento.

CORRER

Esta dura boca, sin lágrimas,

Elige a las mujeres

Y los ojos de color

Aprecian

Siempre un poco más de carne.

Elegir o girar la cabeza.

Esta sonrisa de cabeza

Añade carne a la carne,

La carne buena a la mejor.

Apreciar, por el orgullo de elegir.

Y concluida la faena :

Acertar.

CÁNTICO

El niño mira la noche desde lo alto,

(No creáis a los aviones, ni a los pájaros,

Está más alto)

Si el niño muere, la noche tomará su lugar.

IMAGEN

Los grandes animales mueren

Y se van los menores.

Animales invisibles

Entre la tierra y el hombre.

ENTRAR, SALIR

La calle se detiene aquí y vuelve a salir, la desconocida.

La puerta borra la calle.

Paso a paso,

Piedras lanzadas de abajo a arriba,

Que toda superficie esté tranquila,

Que se junte toda línea.

Futuro. La mano no olvida

Lo que los ojos inventaron.

Cabeza vacía,

Cabeza perfecta.

¡Piedras! Lo que está enterrado resucita,

Lo que está tumbado, hundido, se alza, se limita.

Futuro, cabeza cerrada,

Cabeza vieja,

Antigua.

ENCERRADO, SOLO

Canción completa,

La mesa para ver, la silla para sentarse

Y para respirar el aire.

Descansarse,

Idea inevitable,

Canción completa.

LA HORA

Árbol verde,

Árbol plantado,

Tierra.

A mediodía

Cuando el cielo está en el árbol

En tierra la valentía …

Sol en los dedos

(Agua fina en el viento)

Olvidar cualquier trabajo que rebaja.

Y el dueño es duro tal vuelo de piedras.

Manzano agrio, agujeros por los llantos

de la tierra,

El ojo y el corazón que estas flores bañaron

Perdieron su encanto.

AIRE NEGRO

La vida cosida con hilo blanco,

Los tejados llevan chimeneas,

El cielo a las calles paralelo,

Las calles,

La humareda por las aceras,

H A L L A Z G O.

Unos pasos hacia los otros,

El sol o la luz,

Recuerdos de ciudad,

H O R A A H O R A ,

Por la mañana, al mediodía, de noche,

Tiendas y fachadas,

En los escaparates luces dobladas,

V E L A R ,

En otra parte,

La noche encerrada en la noche,

Los perros ladrando a la noche de los gatos,

C A N S A N C I O.

ENVEJECER

Sombra de nieve,

Corazón blanco, sangre pobre, corazón infantil.

La mañana.

Siempre hay días soleados y días

de nubes.

El cielo, brazos abiertos, buen recibimiento

En el cielo.

PASTOR

El animal como la lámpara

Poco más que la cerilla.

¿Quién le guía? Y su bastón,

Bolardo,

¿Es más seguro?

FINES

Hombres solos, hogares vacíos.

Sólo existe abandono.

Sencillo, demasiado sencillo y viejo, demasiado viejo

Para estar contentos.

Desde sus cimientos,

No queda nadie en el hogar.

No queda nadie en el hogar.

Anuncio publicitario

PAUL ELUARD : UNIVERSO-SOLEDAD

 

 

Poco antes del libro «La Inmaculada Concepción» ejemplo de obra surrealista y de escritura automática, escrito a cuatro manos con André Breton, Eluard publico «A toda Prueba», en el mismo año 1930 y con dibujos de Joan Miró , aunque en esta obra personal transciende su yo lírico abandonando el experimento automático . Traduzco aquí Su primer poema, de título idóneo para esta epidemia.

UNIVERSO – SOLEDAD

1

Cada noche una mujer

Secretísimamente viaja.

2

Aldeas tediosas

Con chicas de brazos al aire

Como chorros de agua

La juventud crece en ellas

Y ríe de puntillas.

Aldeas tediosas

Con toda su gente parecida.

3

Unos insectos entran aquí

Sombras chispeantes del fuego

Una llama completamente oxidada

Salpica el sueño

Su cama de carne y sus virtudes.

4

La montaña el mar y la bella bañista

Dentro de la casa de los pobres

En el cielo marchito que les conserva sitio de sombra

Se ocultan miles y miles de lámparas oscuras.

Un campo de reflejos junta las lágrimas

Cierra los ojos

Todo está cumplido.

A raíz de las imágenes

El conjunto de luz conduce hacia otros sueños.

5

El cuerpo y los honores profanos

Conspiración increíble

Esquinas dulces como alas.

-Y la mano que me acaricia

La abre mi risa

La retiene mi garganta

Que la elimina.

Conspiración increíble

Hallazgos y sorpresas.

6

Fantasma de tu desnudez

Fantasma hijo de tu sencillez

Domador pueril sueño carnal

De libertades imaginarias.

7

Pluma de agua clara lluvia frágil

Frescura eclipsada por caricias

Miradas y palabras

Amor que oculta lo que amo.

8

Una canción de porcelana aplaude

Luego a trozos mendiga y muere

Te acordarás de ella pobre y desnuda

Madrugada de lobos y su mordedura es un túnel

De donde tú sales con sangre en el vestido

Para avergonzar por la noche

Como vivientes por recuperar

Como luces por apagar

Te llamaré Visual

Y multiplicaré tu imagen.

9

Merodeadora con frente de cristal

Su corazón en un estrella negra integrado

Sus ojos enseñan su faz

Sus ojos son la frescura del verano

El calor invernal

Sus ojos calan ríen muy fuerte

Sus ojos apostantes obtienen su cuota transparente.

10

Está despejado yo me cubrí

Como para salir a la luz

Rabia con el signo atroz

de la envidia la injusticia

Más sabia

Haces huir este cielo oscuro

Rompe sus cristales

Dale de comer a las piedras

Este falso cielo oscuro

Inmundo bochorno.

11

Al arrancar sus besos y sus miedos

Ella se despierta de noche

Para asombrarse de todo lo que la ha sustituido.

12

En el andén de estos ramajes

No prosperan los navegantes

Párpados apagados por el resplandor eco del fuego

En el andén de las piernas al aire

Al penetrar en la sorda sombra el cuerpo

Se perdió el rastro de las tentaciones.

Los ríos sólo se pierden en el país del agua

El mar se desplomó bajo su cielo de placeres

Sentada rechazas seguirme

Por qué te arriesgas el amor hace reír al dolor

Y hace gritar sobre los tejados la incapacidad del mundo.

La soledad está fresca en tu garganta quieta

Miré tus manos son parecidas

Y puedes cruzarlas

puedes centrarte en ti misma

Me alegro- porque eres única estoy sólo.

13

Una cárcel destronada

En pleno cielo

Una ventana en llamas

Donde el relámpago enseña sus senos

Una noche completamente verde

Nadie sonríe en esta soledad

Aquí el fuego duerme de pie del todo

A través de mi.

Pero esta desgracia es inútil

Sé sonreír

Absurda cara

Cuya muerte no puede marchitar los deseos

Cara absolutamente libre

Que siempre conservará su sonrisa y su mirada.

Si hoy vivo

Si no estoy sólo

Si alguien viene a la ventana

Y si yo soy esa ventana

Si alguien viene

Estos ojos nuevos no me ven

Ni saben lo que pienso

Rechazan ser cómplices míos

Y por amar se separan.

14

A la luz del derecho de muerte

Huye con cara de inocente

A lo largo de una bruma de ramas fugaces

A lo largo de fijas estrellas

Los efímeros reinan.

El tiempo lana de marfil

Conduciendo por una carretera de cera.

15

Detrás de mí se cerraron mis ojos

La luz quemó la noche decapitada

Unos pájaros más grandes que los vientos

ya no saben donde posarse.

En los inválidos sufrimientos en las arrugas de las sonrisas

Ya no busco a mi semejante

La vida se hundió mis imágenes están sordas

Todas las negaciones del mundo dijeron su última palabra

Y no se ven se ignoran

Estoy sólo estoy sólo completamente sólo

No cambié nunca.

LAS CONSECUENCIAS DE LOS SUEÑOS – PAUL ELUARD

 

TodavÍa en su época dadaista, en 1921, y con un prólogo de Jean Paulhan , Paul Éluard publica » Las necesidades de la vida y las consecuencias de los sueños»  precedidos de «Ejemplos». El manuscrito se conserva en  en el museo dedicado a Éluard en Saint Denis. Traducimos aqui  los primeros poemas de Las consecuencias de los sueños.

LAS CONSECUENCIAS DE LOS SUEÑOS

El nos ha creado, a nosotros, para las

tinieblas, y para vosotros, el día equivale

a la noche y la noche al día.

Fausto, de GOETHE.

ALGUNOS POETAS PARTIERON

a Philippe Soupault.

Como antaño, por una carrera abandonada, como un hombre triste, la niebla sensible y terca como un hombre recio y apesadumbrado, cae sobre la calle, protege las casas y se mofa de los encuentros.

Diez, cien, mil gritan para uno o más cantores silenciosos. Canto del árbol y del pájaro, la fábula bonita, el motivo.

Una emoción surge, leve como el pelo. La niebla deja su sitio al sol y ¿quién la admira? ¿Despojada como un árbol de todas sus hojas, de toda su sombra? ¡Oh recuerdo! Aquellos que gritaban.

SI NACISTE EN OTOÑO

Brazos desnudos de hombre calvo, el mentón ese ancianito y los ojos, vieja esperanza de los enamorados, él durará hasta los cien años con todas las artimañas de los sentidos.

EN TRES PALABRAS LENGUAJE CLARO

Tono grave : sí, señora. A ojo : el nació el 27 de junio. Atiplado : sí, señora, sí, señora, sí, señora. Bajo el ala pastosa de vuestra lengua, las palabras más inocentes conservan su sentido. No os daré las mías virginales. Constituyen toda mi fortuna. No hay problema de existencia imposible. Mostraros.

Con un poco de agua como una estrella en la mano. La dirección, los meandros, los desvíos, el inevitable laberinto, puesto que hace falta, os conduzco a la cumbre de los cielos, de las voces, de los brazos tendidos hacia Dios, os muestro lo que nos sostiene, como una pierna, más potente que un litro de alcohol. Miradnos.

Lo que os cuento críos de corta edad, tiene como límite vuestros ojos, vuestros dientes, vuestras manos, vuestra nariz y vuestros pies, Sí, señora.

CITA. NO IMPORTA DÓNDE

a T. Fraenkel.

Hay tantas cosas hermosas que sacrifico, por ejemplo :

la inteligencia maravillosa de las mujeres con los ojos entornados,

la esperanza del milagro de los fotógrafos, el frío cuando llega el verano,

bromeo,

bromeo,

(el orador comenzó declarando que no tenía absolutamente nada que decir)

PÚBLICO

Hijos de institutriz, chico de carrera, chico inteligente,

mujer del mundo ignoto, mi hermosa niña, ¿ te resbalas (flor ajada, pecado mortal),

pequeñita? En la hierba muerta, calor muerto,

hijos sometidos, una vez chaval, los juegos, la indecencia, juego con el viejo amigo, recito el monólogo, interpreto al campesino.

EN SU CASA

La puerta liviana. El ladrón se ha llevado todo. No es necesario morir. Ya no habría en la casa más que la puerta liviana abierta. Aquí o al final de la calle, la luz es la misma, yo también.

SÓLO, EL ÚNICO

Reina rosa, saltos ligeros, extraer hierbas perfumadas de lo que me rodea, reina rosa lisa rosa reina. Compro demasiado cara la invisible riqueza. La luz se alza con la cortina. Todos los días : amanecer. La luz temprana : lo que no se dice : que una mujer está desnuda, porque las mujeres, ante los hombres, son transparentes. ¿Quién ya no las ve? La luz , la única reina que comprenda la broma. Ahí no hay ni diez, ni dos, ni tres, sólo una para decir también que no hay nada que decir.

SI NO ESTUVIESEN SIEMPRE MUERTOS

Los que mueren son livianos, se extienden y ya no pueden caerse. Por decir que son como viento de nube…

Flores de abril, flores de mayo, flores de junio, flores de julio, flores de agosto, flores de septiembre, se esperan en el jardín, polvo de flores, los ojos desangrados, ¡qué felicidad!

Sombras huecas, sombras vacías, sombras transparentes, sombras de la imaginación, en vez de diez dedos llevan diez alas con plumas para siempre.

¿AMIGO? NO o POEMA ÉLUARD

a Jean Paulhan.

Nuestra reunión es tan limpia como los vasos en la mesa antes de la comida.

Somos muchos.

Ni cantamos, ni reímos, ni lloramos.

Hablamos poco.

Sólo gesticulamos en sueños,

Nuestros ojos son negros los de uno, azules los de otro, grises los míos.

Pero es indispensable

Indispensable que no nos conozcamos.

SIN MÚSICA

Los mudos son unos mentirosas, habla.

Estoy verdaderamente enojado de hablar sólo

Y mi palabra

Revela errores,

Mi corazoncito.

DÍA DE TODO

Plato decorado, compañía y compañía tiene la palabra fácil, todo por decir.. Miedo más tibio que el sol. Es pálido y sin taras. Compañía y compañía se acostumbró a la luz.

¿Tener el aire musical es como tener el aire de la ciudades? El habla, rosas de las palabras ignoradas por la pluma.

Me erijo ante él como el mástil de una tienda y yo estoy en la punta del mástil, paloma.

ESPACIO

La humilde iglesia como yo aprecio su valor, nadie, el cantor se hace apreciar de la forma más insinuante.

Los más difíciles están muertos, Aún impera esta plaga. Miles y miles vivieron aquí, en la puerta – y unos artistas- del glorioso edificio.

EL GRAN DÍA

a Gala Éluard.

Ven, sube. Pronto las más ligeras plumas, escafandras aéreas, te agarrarán del cuello.

La tierra no arrastra más de lo necesario y tus aves de bella especie, sonrisa. En los lugares de tu tristeza, como una sombras tras el amor, el paisaje cubre todo.

Ven rápido, corre. Y tu cuerpo va más rápido que tus pensamientos, pero nada, ¿oyes?, nada, puede superarte.

VIGOR

Sus manos, son sus manos, ramas sin hojas o raíces de un cielo pesado y flores de otros países, tan claras como el hermoso frío.

ESTA PREGUNTA

Me diste miedo. Por ello de repente tengo el cuerpo sin huesos. ¿Dónde estamos, mis manos aguerridas? Sólo conocíamos una canción.

TRAVESURA

Decimos que el vestido de los vestidos por todas partes se pone y se descansa, que el traje es para los ojos del domingo, que el descanso sucede a la caída de brazos.

Traje delicado para visitas, limpieza en casa ajena, vestido de aspecto correcto con un paquete.

Vestido puesto, puerta abierta; vestido despojado, puerta cerrada.

LOS APELLIDOS : CHÉRI-BIBI, GASTON LEROUX

¡Debió sufrir mucho con esos pájaros! Cogió cariño por los animales, ¿tendrá que comerlo? Pero gana su tiempo y rueda hacia el paraíso. BOCA-DE-CORAZÓN sostiene la rueda y no CHERI-BIBI. La llamamos también MAMA. Equivocadamente.

EL DEBER Y LA ZOZOBRA – PAUL ELUARD

 

Éluard hizo aparecer, impresos 200 ejemplares, su primera obra El Deber y La Zozobra. Estos poemas escritos en el frente testimonian que la constancia de su tono es idéntica a la de sus preocupaciones. La expresión franca y directa de las sensaciones, más que de los sentimientos, otorga a estos poemas una resonancia que repercute con amplitud renovada, hasta en sus últimas obras.

La poesía de Éluard es una voz por sí misma, reconocible entre todas.

Los que le conocieron muy joven saben que, desde sus inicios hasta el final, se encuentra la misma tonalidad en el discurso de su poesía y es la que enlaza, como un invisible hilo conductor, los diversos períodos de su obra que aparecen dotados de una indiscutible unidad.

Su concisa concepción de la imagen que ya no es una yuxtaposición, sino un movimiento, tiene su origen en la predilección de Éluard por el proverbio y las locuciones populares. ¿No había escrito Baudelaire en sus Cohetes, esta memorable frase : “Inmensa profundidad del pensamiento en la elocución vulgar, agujeros excavados por generaciones de hormigas”?

                                                                                                   Tristan Tzara

 

EL DEBER Y LA ZOZOBRA

FIEL
Viviendo en un pueblo tranquilo /Donde comienza el penoso y largo camino Por un lugar de sangre y lágrimas Somos puros.

Las noches son cálidas y serenas/ Y conservamos para los enamorados /Esta preciosa fidelidad /Entre todas : la esperanza de vivir.
SUPLICIO
Todos aquellos que se calentaban /Con un buen fuego en invierno /Encuentran el asunto amargo : /Les destituyeron.

Se hinchaban alma y cuerpo/ Por calores extremos,/ Solo se quedaban fuera/ Para demostrar su vida hueca.

Tienen los pies helados /Tienen los ojos helados /Y sueñan sollozos/ Por el ardor apesadumbrado/ Que encuba una bandada de pájaros/ Aun apenas emplumados.

I I

¡Y que me queme el fuego!/ Está siempre tan lejos/ Que el más corto camino/ Me muestra muy memo/ Ante los ilusos del camino.

Desvelas el asunto vil : /Todas las manos están frías/ Y por la noche nos hacen daño/ Porque se cava la tierra/ Con una urgencia vil /¡Por la noche y con tanto daño!

¡Oh! Toda esta vida,/ Muy próximo a mí, el fuego que arde … /¿Hablas? ¿Seré ridículo?/ ¡Oh! Todos vosotros, extasiados, audaces/ Os lo aseguro : ¡ Nuestra vida arde!

Me gusta este poema

*

No todos los días es domingo/ Ni gran alegría ../ Es preciso marchar./ El miedo a no regresar/ Hace que no cambie su destino.

Sé lo que el vio/ Con sus hijos de la mano, /Alegres y tan orgullosos de este botín,/ En las casas y en las calles.

Vio el lugar donde reside su felicidad,/ Unas blusas floridas con anillos y curvas, /Su mujer con ojos divertidos y excitantes/ Como un escalofrío de aire tras los calores,/ Y todo su amor dueño de la sangre.
*
Se marchó más temprano Está bien nuestra bondad y nuestra pobreza

Contentos por haber encontrado entre el viento y la lluvia/ Una casa acogedora donde beber y reposar /Mis apasionados compañeros sacudieron su capote/ Y para soñar aquí, más tarde, esta felicidad /Que les va a alcanzar para siempre, gritan muy alto.

Sus aspavientos atemorizan al helador frío de afuera.
*
Preocupándome ante un cielo arrasado /Por la lluvia que va a mojarnos/ Voy pensando en la enorme felicidad/ Que si quisiéramos nos invadiría.
El deber y la zozobra/ Comparten mi penosa vida ./ (Y me produce gran dolor / confesároslo.)

Ésto huele el verdor a pleno pulmón, /En pleno cielo, en pleno cielo, el vuelo de las golondrinas / Nos divierte y nos hace soñar … /Sueño con una serena esperanza.
*
Todo es diferente como lo que deja ver la noche : /Rostros de gentes y promesas de gloria.
*
no puedo hacer nada, no puedo ver nada

Cuando somos viejos, ya no hace falta salir. /Hay que quedarse en la habitación al fuego, /Con vestidos cálidos y el día atemperado/ Cada tarde por la noche y la luz de las lámparas.
Cuando somos viejos, ya no hace falta leer. /Las palabras son malas y para otras vidas./ Hay que quedarse, los ojos perdidos, el aire resignado/ En un rincón, sin moverse.
Cuando somos viejos, ya no hace falta hablar,/ Ya no hace falta dormir …. /Hay que acordarse/ Que los demás piensan sin cesar :/ “Cuando se ha visto todo, somos miserables;/ ¡Y cuando somos viejos es que se ha visto todo!”
*
Y pasa y rabia, con orgullo,/ Una vieja, tan madre

/Que todo consoló, /Todo controló, voló.De sus difuntos ojos /Como un perfume horroroso.
Y pasa y rabia, con orgullo, Una vieja, una madre /Que consuela con esmero Y que ve todo de lejos.
Y pasa y rabia, con orgullo Cada pobre madre.
*

Estos dos de allí están tumbados de costado, /El uno en un sentido, el otro del otro lado.
No hay canción : no hay cantantes. /¡Duermen bien y bien les hace!/ Los vela su mamá , las miradas Llenas de su desgracia que ella guarda
Preciosamente, porque los niños/ No precisan ser tan mayores
Como sus antecesores.

*
Las chicas locas, las chicas locas, ¡ohé! ¡ohé!/ Por aquí pasan cada lunes.
Por aquí pasan cada lunes/ Para ver el gran trabajo hacer. /¡Ohé! ¡Ohé!
La arena de nervios gastados /Bajo ellas no cruje,
Porque no son ellas las que seducen./ Su paso es lento y relajado.
¡Están locas! ¡ohé! ¡ohé! /Pero observan muy bien
El gran trabajo por hacer.

PROHIBIDO SABER – PAUL ÉLUARD

Retrato de Paul Eluard por Salvador Dalí

Impenitente-empedernido-diletante.trangresor ……

sigo convencido de que  numerosos sesudos profesores traductores y editoriales excelsas nos han vendido pésimas versiones (traiciones, perversiones, traduccinoides,adaptacionadies) de textos de grandes poetas -los que hayan accedido a la poesía de Éluard través de las ediciones de Visor, han sido estafados. Como desagravio una muestra : esta obrita primera de la época postdadista y ya de la surrealista del denominado «Poeta del amor». Mi versión inédita en castellano, y en breve libre de los derechos de autor, (los setenta años van a cumplirse) y que junto con otros poemarios de la época 1913-1922,  asímismo en versiones personales,  andan, perdidos, anhelantes y extraviados, en busca de editor…..

                   comparen verso a verso, la traducción de este traductor intitulado pero converso

«Mi presencia no está aquí» «En tí que desaparecías para siempre volver a aparecer»

     P A U L           É L U A R D

       PROHIBIDO SABER

                                              (1928)

                 I

                   [I]

Mi presencia no está aquí

Voy vestido de mí mismo.

No existe otro planeta que el tuyo

La luz existe a pesar mío.

Nacida de mi mano encima de mis ojos

Y desviándome de mi camino

La sombra me impide andar

Sobre mi corona universal,

En el gran espejo habitable,

Espejo roto, movedizo, inverso,

Donde costumbre y sorpresa

Crean alternativamente tedio.

                      [II]

La aventura pende del cuello de su rival

El amor cuya mirada se encuentra o desaparece

Sobre las plazas desiertas o pobladas de ojos.

Todas las aventuras de la faz humana,

Gritos sin eco, señales de muerte, tiempo al margen de la memoria,

Tantos rostros hermosos, tan hermosos

Que las lágrimas los ocultan,

Tantos ojos convencidos de su noche

Como amantes muriéndose juntos,

Tantos besos bajo piedra y tanta agua sin nubes,

Apariciones surgidas de ausencias eternas,

Todo era digno de ser amado,

Los tesoros son muros y y su sombra es ciega

Y el amor está en el mundo para olvido del mundo

                             [III]

Enganchados a las ansias de velocidad

Y cercando con plomo a las más lentas

Ya no se desafían los muros.

Seres múltiples, abanicos de seres,

Seres-melenas

Duermen en un reflejo sangriento.

En su rabia salvaje

La tierra muestra sus manos.

Se cerraron los ojos

Porque quema la frente.

Valentía nocturna. Aminorar la oscuridad.

A la mitad. Espejo sombrío.

Medio mundo. Cae la cabeza

Entre sueño y fantasía.

                          [IV]

Siempre es de noche cuando duermo,

Supuesta noche, imaginaria

Que al despertar empaña todas las transparencias

La noche usa la vida. Mis ojos que entrego

No encontraron nunca nada con su potencia

                                [V]

Hombre perdidos, más fuertes que los enanos habituales,

No se encuentran. Se cuenta

Que se devorarían. La fuerza de la fuerza …

Restos de conocimientos, esqueletos de asnos,

Dando siempre vueltas en los cerebros y en las carnes,

Sois muy atrevidos en vuestras suposiciones.

Sabia degradación de los blancos,

Todo el material necesario para el vientre en la mesa.

La esperanza pone sus vasos tallados en todos los ojos,

Notamos que, a pesar de todo vive el corazón,

Mientras en las playas desnudas un único hombre, sin desgaste,

Confunde cualquier color con la línea recta,

Mezcla cualquier pensamiento con la quietud

Insensible de su eterna presencia

Y da la vuelta al mundo y da la vuelta a la época

Con su cuerpo atado a la cabeza prisionera.

                           [VI]

De noche, los ojos más confiados niegan

Hasta la extenuación :

De noche todo vacío,

En una soledad de tinta, fija la mirada.

                                  [VII]

Qué hermoso espectáculo, pero qué hermoso espectáculo

Para prohibir. Su visibilidad perfecta

Me dejaría ciego.

De las crisálidas de mis ojos

Nacerá mi tenebroso doble.

Hablando a contra luz, sospechando, adivinando,

Llena lo real.

Y yo someto al mundo en un espejo negro.

Imagino mi poder.

– Era preciso no haber comenzado ni acabado nada-

Borro mi imagen, apago sus halos :

Todas las ilusiones de la memoria,

Todas los informes firmes del silencio y los sueños,

Todos los caminos vivos, todas las casualidades sensibles.

Estoy en el corazón del tiempo y defino el espacio.

                                        [VIII]

Dubitativo y extraviado. Sucumbir en mí mismo.

Tabla de imaginación. Aún calculo.

Aún puedes tender tus últimas trampas,

Del dolor, del terror,

La caída está a tus pies, morder está ante ti,

Las garras se extienden como sangre

A tu alrededor.

Mira como el diluvio saca su cabeza del agua,

Saca su cabeza del fuego.

Y el sol forja sus rayos, busca tu frente

Para golpearte continuamente,

Para robarte por las noches.

¡Hermosos hechizos inútiles!

Ya no eres capaz de sufrir,

Retrocedes, insensible, invariable, concreto,

En el olvido del poder y de todas sur formas

Y tu sombra es una cerradura.

                      II

                            I

Una gran jubilación, horizontes desaparecidos,

Un mundo satisfactorio, refugio de libertad.

Las semejanzas no guardan relación.

Se oponen.

Todas las heridas de la luz,

Todos los latidos de los párpados

Y mi corazón que combate.

Perpetua novedad de las negativas,

Las rabias prestaron juramento.

Pronto leeré en tus venas,

Tu sangre te atraviesa e ilumina,

Un nuevo astro de amor se alza por todas partes.

                             II

Ante el primer resplandor, tus manos comprendieron

– Eran un telón de fósforo-

Comprendieron la mímica estrellada

Del amor y su nocturno esplendor

Garganta de oscuridad donde los ojos del silencio

Se abren y se ofrecen en mil fuegos

Con vida interminable

O muerta, encarnación de la memoria,

De tu existencia sin mí.

Me golpeé contra las rocas de mi cuerpo

Con un niño que se ahogaba

Y sus labios se volvían fríos

En sueños.

Los demás tienen los ojos con ojeras,

Helados, impuros y podridos

En un espejo indiferente

Que toma a los muertos por normales

Las esperanzas, las desesperanzas han desaparecido,

Los reinos eliminados, tormentos, tormentas

Se peinan con desprecio,

Los astros están en el agua, la belleza carece ya de sombras,

Todos los ojos se hacen cara y unas miradas iguales

Comparten la maravilla de estar al margen del tiempo.

                           III

Lo que te digo no me altera

No cambio de lo mayor a lo menor.

Mírame :

La perspectiva no funciona para mí.

                  Yo ocupo mi lugar

Y no puedes alejarte.

Ya no hay nada a mi alrededor

Y, si me desvío, nada tiene dos caras :

Nada y yo.

                    [IV]

Mi memoria baraja las cartas,

Las figuras piensan por mí.

No puedo perderte,

Es la flor del secreto,

Un incendio por descubrir.

Unos ojos se cierran sobre tus hombros,

La luz los reúne.

El ala de la vista por todos los vientos

Extiende su sombra durante la noche.

Y nadie lo piensa, nadie sueña con ello

Y los esclavos llegan a muy viejos

Y los demás inventan la muerte.

La muerte cae mal, increíble,

Ellos hacen del suicidio una necesidad,

Seres inmóviles se sepultan

En el espacio que los destruye

Invaden la soledad

Y sus cuerpos ya no caben.

Entre altos ramajes,

Todos los pájaros y su bosque.

Niegan al sonar sus mil diferencias,

Las grandes melodías del sol no se imponen.

El silencio elimina las bendiciones de la temporada.

Este vaso sobre mármol negro,

Un único invierno, irrompible,

Para encerrar

Al alba ojos de serpiente

Que se yergue, solitario,

Sobre el esperma de los primeros días,

Fuegos ahogados del cristal.

Calcular

La aridez de las islas extensas

Que mi sangre baña.

Están concebidas a la medida del rocío,

A la medida de la límpida mirada

Por lo que me burlo.

Hay causas en el mar

Dentro de los barcos que me llevan de regreso

Y espectáculos de colores

en los desastres con rostro humano.

A pesar de todo hice el amor,

Vivimos lo que no se aprende,

Como una abeja en un obús,

Como un cerebro cayendo desde lo alto,

Desde lo más alto.

La palidez no indica nada, es un abismo.

¡Que no puedo escribir!

Las letras son mi ignorancia.

Entre las letras, estoy allí.

En el vacío de los exploradores,

De los jeroglíficos y de los alfabetos,

Con el guiño imbécil

De los supervivientes que de nada se sorprenden.

Son demasiados, sólo puedo ofrecerles

Comida envenenada.

La simple noche me vale para buscarte, para guiarme

Entre todos los ecos del amor que me contestan :

Nadie”

Sin tartamudear.

              [V]

Encubridora de lo real,

La crisis y su risa de basura

Histérica crucifixión

Y sus caminos quemados,

La cornada del fuego,

Las esposas del tiempo.

El tacto enmascarado de podredumbre,

Todas las mordazas del aullido

Y de las rogativas de ciego.

Los pulpos tiene otras cuerdas en su arco,

Otros arcoiris en la mirada.

No llorarás,

No vaciarás esta bolsa de polvo

Y de placeres.

Pasas de una realidad a otra

Por el camino más corto : el de los monstruos.

                     [VI]

Contestas, terminas.

El gran secreto de arcilla

Del hombre, lo pateas.

Eliminas las calles, los motivos,

Te yergues sobre el enterrado,

Tu sombra oculta su razón de ser,

Su nada no puede asentarse.

Contestas,terminas.

Resumo

Porque nunca dijiste sólo tu última palabra.

                        [VII]

Los prendí quizás muy fácilmente,

Presenté fantasmas con reglas de excepción

Sin saber que debía reconocerlos a todos

En tí que desaparecías para siempre volver a aparecer.


 

C

EL ALBA- Texto de Éluard a Tzara

Todavía en vida del dadaismo, afectado por su influencia, en 1922 publicó Paul Éluard «Las necesidades de la vida y las consecuencias de los sueños», en él dedicó este texto a Tristan. La frase final me trae a la memoria la reiterada sentencia de Tzara «La pensée se fait dans la bouche» (La idea se construye en la boca). En la famosísima foto que encabeza esta entrada aparecen ambos junto con Péret y Breton.

                                                               EL ALBA

                                                                                                              a Tristan Tzara.

El alba caída como una ducha. Las esquinas de la habitación están lejos y son sólidas. Espacio en blanco. Ida y vuelta sin mezclarse, en orden. Fuera, descubro, en un cruce a niños sucios, en los sacos vacíos que llamamos prolongado, París por París. El dinero, la carretera, el viaje con los ojos enrojecidos, con el cráneo luminoso. El día existe para que yo aprenda a vivir, el tiempo. Comportamientos- errores. Gran obrar sucederá desnudo miel enferma. Mal juego ya jarabe, cabeza sumergida, dejadez.

Idea de la pequeña felicidad, vieja flor de luto, inodora, te sostengo entre mis dos manos. Mi cabeza tiene la forma de una idea.

OTOÑO REGULAR – VICENTE HUIDOBRO

 

En  1925, stop,en Paris, stop,Vicente Huidobro, stop, publicó en francés stop, OTOÑO REGULAR, stop, Sus primeros cuatro poemas stop, hablan de las estaciones del año, stopson los siguiente stop.

ES EL OTOÑO DE LOS CAMPANARIOS

No sé ya si rubia o morena

Dejemos sitio a los marineros

Ven a mirar en mis islotes

La naturaleza muerta del claro de luna

Con su plato al borde del agua

Y la rosa deshojándose sobre el ave canora

A medianoche y cuarenta

Olvídame

Pequeño astro oculto

Es la hora en que aromo mi bosque

Olvídame

Piloto sin ley ni navío

En el fondo de mis ojos

Siempre cantará el poeta ahogado

INVIERNO PARA BEBER

Llegó el invierno por la llamada de alguien

Y las miradas emigran hacia calores conocidos

Esta noche el viento arrastra sus abrigos de viento

Mis amadas aves tejed un tejado de cantos sobre las avenidas

Oíd crepitar al arco iris mojado

Se plegó bajo el peso de los pájaros

La amargura teme a la intemperie

Pero nos queda un poco de ceniza del sol poniente

Golondrinas de mi pecho qué daño os hacéis

Al sacudir siempre este silencio vegetal

Seducciones de antesala en grado de alcohol

Alejemos a continuación el vehículo de las nubes

Bebo lentamente tus miradas con las calorías precisas

El salón se hincha con el vapor de las bocas

De la lámpara cuelgan miradas heladas

Y hay moscas

Sobre los suspiros petrificados

Los ojos llenos de un líquido viajero

Y cada ojo con un perfume especial

El silencio es una planta de interior

Si el corazón mantiene su calefacción igual

Afuera se acerca el vehículo de las nieves

Llevando su reloj de ultratumba

Y yo me duermo al ritmo del piano lunar

Cuando se retuercen las nubes y cae la lluvia

Cae

Nieve al estilo del universo

Cae

Nieve que oye el alta mar

Cae

Nieve perfecta de violines

Cae

La nieve sobre las mariposas

Cae

Nieve en jirones de olores

La nieve en tubo inconsistente

Cae

Nieve a paso de flor

Nieva nieve por todas las esquinas del tiempo

Semilla de sonidos de campanas

Sobre los naufragios más lejanos

Recalentad vuestros suspiros en los bolsillos

Porque el cielo peina sus viejas nubes

Siguiendo los gestos de nuestras manos

Lágrimas astrológicas encima de nuestras miserias

Y sobre la cabeza del patriarca guardián del frío

El cielo palidece nuestra atmósfera

Entre palabras a medio congelar

Ahora que el patriarca se ha dormido

La nieve se desliza se desliza

se desliza

De su cuidada barba

RELATIVIDAD DE LA PRIMAVERA

No se puede hacer nada contra los atardeceres de Mayo

Algunas veces la noche se deshace en las manos

Y yo sé que tus ojos son lo más profundo de la noche

A las ocho de la mañana han nacido todas las hojas

En vez de tantas estrellas tendremos frutos

Cuando nos vamos el paisaje se cierra

Y nadie cuidó los corderos de la playa

La primavera es relativa como el arco iris

También podría ser una sombrilla

Una sombrilla sobre un suspiro al mediodía

El sol se apagó con la lluvia

Sombrilla de montaña o quizás de islas

Primavera relativo arco de triunfo sobre mis cejas

Todo está en calma a derecha y en nuestro camino

La paloma tibia como una almohada

Primavera marítima

Océano verdísimo del mes de Mayo

Océano siempre nuestro jardín íntimo

Y las olas crecen cual helechos

Quiero esa ola del horizonte

Único laurel para mi frente

En el fondo de mi espejo se deshace el universo

No se puede hacer nada contra el atardecer naciente

VERANO CON SORDINA

De repente el verano en la acera de enfrente

Al lado de la sombra pasa el viento

Estamos sentados alrededor de una voz

En tu dedo se posa un pájaro de calor

Mientras los melocotones se hinchan sordamente

El pájaro picotea las nubes

Donde lluvias silenciosas van de viaje

Vendimia de meses y uvas del día

Aunque la prensa esté lejos llegaremos siempre

Y el rebaño de nubes que huye

Sigue lentamente los caminos del aire

El cielo

el cielo

mi redil.

Grito a la pastora

Guarda tu rebaño de camas de hospital

Es muy tarde en tu país natal

Mis días desaparecen

Cierro con llave el horizonte

El horizonte en el horizonte se cansa

Y mi cabeza blanquea por los corderos que pasan

La hora húmeda se dilata y luego regresa

Todo lo existente emana del hueco de tus manos

Vendimia de los años

Las nubes van a la prensa

Hay que lavar el cielo que se ha puesto oscuro

demasiado oscuro negro demasiado negro

Huye la noche de mi armario

La noche

La luna ha atravesado sin hacer ruido

LLAVE DE LAS ESTACIONES

Poseo la llave de las estaciones

De mi pecho nacen flores amarillas

Y un atardecer debo llorar todos los arroyos

A qué fin seguir de repente a un pájaro

El día muere en tus mejillas

No pienso en nada

La noche aparece entre las hojas

Se va una hora

Y el reloj es agreste

Y la lluvia a la derecha y el aeroplano al éste

Hay una música de arpa que ha encrespado tus cabellos

Y en la profundidad del cielo arde un árbol

La tierra se abandona para dormir

Bajo algunas ramas oculta a nuestra mirada

La idea menos vegetal del día

Se posó en mi dedo

Para esperar juntos el alba ácida

Todas las canciones caerán del gorrión en vuelo

Atraigamos el pájaro que se vacía

Y amuebla con cantos el suelo y los tejados

REPETICIONES – PAUL ELUARD

 

 

Una de las primeras obras COMPLETA de Paul Eluard. Paciencia , hay para pasar un buen rato. Ilustrado por Max Ernst, al que dedica el primer poema.

R E P E T I C I O N E S

(1922)

MAX ERNST

En un rincón el ágil incesto

Gira alrededor de la virginidad de un vestidito

En un rincón el cielo entregado

En las espinas de la tormenta deja bolas blancas.

En rincón más luminoso que todos los ojos

Esperamos los peces con ansiedad.

En un rincón el vehículo de verdor del verano

Quieto glorioso y para siempre.

A la luz de la juventud

Unas lámparas encendidas muy tarde

La primera muestra sus senos que matan insectos rojos.

CONTINUACIÓN (I)

Para el brillo del día de la felicidad al aire

Para vivir fácilmente sabores de colores

Para deleitarse con los amores por reír

Para abrir los ojos en el último instante

Ella tiene todos los cumplidos.

MANIA

Tras años de sensatez

Durante los que el mundo era tan transparente como una aguja

¿Arrullar existe algo más?

Tras competir, rendidos los dones y dilapidado el tesoro

Más de un labio pintado de rojo con un punto rojo

Y más de una pierna blanca con un pie blanco

¿Dónde creemos que estamos?

INVENTO

La derecha permite el fluir de la arena.

Todas las transformaciones son posibles.

Lejos, el sol agudiza sobre las piedras su prisa por acabarse.

Poco importa la descripción del paisaje,

Así es la agradable época de la cosecha.

Claro con mis dos ojos,

Como agua y fuego.

*

¿Cuál es el papel de la raíz?

La desesperación rompió todas sus ataduras

Y se lleva las manos a la cabeza.

Un siete, un cuatro, un dos, un uno.

Cien mujeres en la calle

Que ya no veré jamás.

*

El arte de amar, el arte liberal, el arte de morir bien, el arte de pensar, el arte incoherente, el arte de fumar, el arte de gozar, el arte de la edad media, el arte decorativo, el arte de razonar, el arte de razonar correctamente, el arte poético, el arte mecánico, el arte erótico, el arte de ser abuelo, el arte de la danza, el arte de ver, el arte del encanto, el arte de acariciar, el arte japonés, el arte de jugar, el arte de comer, el arte de torturar.

*

Sin embargo nunca encontré lo que escribo en lo que amo.

MÁS CERCA DE NOSOTROS

Correr y correr liberación

Y encontrar todo recoger todo

Liberación y riqueza

Corre tan rápido que el cable se rompe

Con el ruido que hace un gran pájaro

Una bandera siempre superada.

PUERTA ABIERTA

La vida es muy amable.

Ven a mí, si voy contigo es un juego,

Los ángeles de ramos cuyas flores cambian de color.

CONTINUACIÓN (2)

Dormir, la luna en un ojo y el sol en el otro,

Un amor en la boca, un hermoso pájaro entre los cabellos,

Adornada como los campos, los bosques, los caminos y el mar,

Hermosa y adornada como la vuelta al mundo.

Luego a través del paisaje,

Entre las ramas de humo y todos los frutos del viento,

Piernas de piedra con pies de arena,

Tomada de cintura, con todos los músculos de río,

Y la última preocupación en una cara transformada.

PALABRA

Tengo la belleza fácil y es feliz,

Me deslizo sobre los techos de los vientos

Me deslizo sobre el techo de los mares

Me volví sentimental

Ya no conozco al conductor

No muevo más seda sobre hielos

Estoy enfermo flores y guijarros

Me gusta lo mas chinesco de los desnudos

Me gusta el más desnudo de los desvíos de ave

Soy vieja pero aquí soy bella

Y la sombra que baja de las ventanas profundas

Protege cada noche el oscuro corazón negro de mis ojos.

RÍO

El río que tengo bajo la lengua,

El agua que no podemos imaginar, mi barquito,

Y, las cortinas bajadas, hablemos.

SOMBRA DE LOS SUSPIROS

Sueño ligero, pequeña hélice,

Pequeña, caliente, corazón al aire.

El amor del mago,

Cielo cargado de manos, relámpagos de venas,

Corriendo en la calle sin colores,

Atrapado en su cola de adoquines,

Él deja escapar el último pájaro

De su halo ayer –

En cada pozo, una única serpiente.

Tanto soñar con abrir las puertas del mar.

NADIE

Lo que se dice: crucé la calle para no estar más al sol. Hace demasiado calor, incluso a la sombra. Está la calle, cuatro pisos y mi ventana al sol. Con una gorra en la cabeza y una gorra en la mano, viene a estrechar mi mano. Queréis no gritar ¡es la locura!

*

Unos ciegos invisibles preparan las sábanas para dormir. Por la noche, la luna y su corazón se persiguen.

*

A su vez un grito: «la huella, la huella, ya no veo la huella. ¡Al final, no puedo contar contigo más! «

POEMAS

El corazón en el árbol solo debías recogerlo,

Sonreír y reír, risa y dulzura en otro sentido.

Vencido, victorioso y brillante, puro como un ángel,

Alto hacia el cielo, con los árboles.

A lo lejos, gime una bella que querría pelear

Y no puede, acostada al pie de la colina.

Y como el cielo sea miserable o transparente

No podemos verla sin amarla.

Días como dedos doblando sus nudillos.

Las flores se marchitan, las semillas se pierden,

La ola de calor está esperando las grandes heladas blancas.

Para el ojo del pobre muerto. Pintar porcelanas,

Una música, brazos blancos completamente desnudos.

Vientos y pájaros se unen: el cielo cambia.

LÍMITE

Piensa en los sufrimientos cortados bajo velas equivocadas

En los pequeños amantes de ríos sinuosos

Donde se pasea por ahogo

Iremos sin placer

Iremos a remar

En el cuello de las aguas

Tendremos un barco.

CORDEROS

Cierra los ojos cara negra

Cierra los jardines de la calle

Inteligencia y audacia

Aburrimiento y tranquilidad

Estas tristes noches en todo instante

Vidrio y puerta de cristal

Cómoda y sensible

liviana y árbol frutal

Árbol con lores árbol frutal

Escapan.

ÚNICA

Ella tenía en la tranquilidad de su cuerpo

Una bolita de nieve color de ojo

Ella tenía en los hombros

Una mancha de silencio una mancha de rosa

Tapadera de su halo

Sus manos y unos arcos flexibles y cantantes

Rompían la luz

Ella cantaba minutos sin quedarse dormida.

VIDA

Sonreír a los visitantes

Quién salen de su escondite

Cuando ella sale ella duerme.

Cada día más madrugadora

Cada estación más desnuda

Más fresca

Para seguir sus miradas

Ella se balancea.

NADIE

Él pone un pájaro en la mesa y cierra las persianas. Él se peina, sus cabellos en sus manos son más dulces que un pájaro.

*

Ella adivina el porvenir. Y yo me encargo de verificarlo.

*

El corazón magullado, el alma adolorida, las manos rotas, los cabellos canos los prisioneros, el agua cubriéndome como una herida abierta.

INTERIOR

En pocos segundos

El pintor y su modelo

Se darán a la fuga.

Más virtudes

O menos desgracias

Descubro una estatua

Una especie de almendra

Una medalla barnizada

Para el mayor problema.

AL LADO (1)

La noche más larga y el camino más blanco.

Lámparas estoy más cerca de vosotras que de la luz.

Una mariposa pájaro cotidiano

Rueda rota de mi cansancio

Pone de buen humor

Señal vacía y señal

Para el ventilador de reloj.

AL LADO (2)

Sol trémulo

Señal vacía y señal para el ventilador de reloj

Para las caricias unidas con una mano en el cielo

Para los pájaros entreabriendo el libro de los ciegos

Y de una ala tras otra entre esta hora y la otra

Dibujando el horizonte haciendo girar las sombras

Que limitan el mundo cuando he bajado los ojos .

IMPACIENTE

Estoy triste por sus cálculos falsos

Porque escribe sus números al revés

Y se duerme.

Una mujer más hermosa

Y nunca encontró

Buscó las ideas rosas de los apenas quince años,

Rio sin conocerlo, sin un cumplido

Para los jóvenes de la época.

En el encuentro

De lo que pasaba al lado

El otro día,

De la mujer que estaba aburrida,

Las manos en el suelo,

Bajo de una nube.

La lámpara se alumbraba con los destrozos de la tormenta

En los días sin fallos buenos de agosto,

La cariñosa besaba el aire, las mejillas de su compañero,

Cerraba los ojos

Y como las hojas por la noche

SE perdía en el horizonte.

BRILLAR

Tierra cultivada irreprochablemente,

Miel del alba, sol en flor,

Corredor sosteniéndose aún por un un hilo de durmiente

(Nudo para inteligencias)

Y echándolo sobre su hombro:

«Nunca fui más fresco,

Nunca fui tan pesado. «

Desgaste, será más ligero,

Útil.

Sol luminoso de verano con:

Su calidez, su suavidad, su tranquilidad

Y, rápido,

Los portadores de flores en el aire tocan la tierra.

GRAN CASA HOSTIL

En medio de una extraña isla

Que sus miembros cruzan

Ella vive en un mundo cegado.

La carne que mostramos a los curiosos

Espera allí como cosechas

La caída en las orillas.

Esperando ver más lejos

Los ojos abiertos más grandes bajo el viento de sus manos

Ella imagina que el horizonte se ha desatado su cinturón para ella.

MUERTE EN LA CONVERSACIÓN

¿Quién tiene tu cara?

La buena y la mala

La bella imaginable

Gimnástica hasta el infinito

Excesiva en movimientos

Colores y besos

Grandes gestos por la noche.

RAZÓN DE MAS

Las luces en el aire,

El aire en un giro medio pasado, medio brillante,

Trae a los niños,

Todos los saludos, todos los besos, todas las gracias.

Alrededor de la boca

Su risa es siempre diferente,

Es un placer, es un deseo, es un tormento,

Es una loca, es la flor, una criolla que pasa.

La desnudez, nunca la misma.

Soy muy feo.

En el tiempo de los bienes, de las nieves, hierbas en cuidados,

Nieves en multitud,

En el tiempo en horas fijas,

De suaves satines de las estatuas.

El templo se ha convertido en fuente.

Y la mano sustituye el corazón.

Es necesario haberme conocido en esa época para amarme, seguro del mañana.

¿QUIENES?

Mientras él es fácil

Y mientras ella es alegre

Vamos a vestirnos y a desnudarnos.

CINTAS

La alarma material donde, sin excusa, aparece el dolor futuro.

Eso es bueno: casi insensible. Es un signo de más dignidad.

No es de extrañar, una mujer o un niño gracioso de fina tela y paja, ideas de grandeza,

Sus ojos se levantaron antes que el sol.

*

Los inmolados hacen un gesto que no aporta nada entre los encajes de bolillos de todos los demás gestos, imaginarios, cinco o seis, hacia el lugar de descanso donde no hay nadie.

Constatado que se refugiaron en las ramas desnudas de una cortesía desesperada, de una corona cortada a golpes de viento.

Coger, riendas de la vida. ¿Podríais tomaros más libertades?

*

Instrumentos pequeños,

Y las manos que aprietan un globo para reventarlo, para que la sangre del hombre le brote en la cara.

Y las alas que están atadas como la tierra y el mar.

VOLUNTARIAMENTE

Ceguera torpe, ignorante y liviana,

Hoy para olvidar,

El próximo mes para dibujar

Las esquinas de las calles, los callejones hasta donde alcanza la vista.

Los imito para expandirme

En una noche profunda y amplia de mi época.

AL MINUTO

El instrumento

Como lo ves.

Esperamos

Y

Esperamos

Adiós

No te advierto

Que los ojos

Como lo ves

El día y la noche han tenido éxito.

Lo miro, lo veo.

PERFECTO

Un milagro de arena fina

Hojas flores perfora

En frutos eclosiona

Y llena las sombras.

Todo es al fin dividido

Todo está distorsionado y perdido

Todo se rompe y desaparece

Sin consecuencias la muerte

A final

La luz ya no tiene naturaleza

Ventilador codicioso calurosa estrella

Ella renuncia a los colores

Ella abandona su cara

Silenciosa ceguera

Está en todas partes similar y vacía.

REDONDA

Bajo un sol energía del paisaje

Una mujer se entusiasma

Riza su sombra con sus piernas

Y de ella sólo espera las más misteriosas esperanzas.

Lo encuentro sin recelos sin ninguna duda amorosa

En el sitio de caminos reunidos

De luz en un punto disminuida

Yde movimientos imposibles

La gran puerta de la cara

En los planos discutido adoptados

En emociones de concepto

El viaje disfrazado y la llegada de la reconciliación

La gran puerta de la cara

La vista de piedras preciosas

El juego del más débil a más fuerte.

NO ES POESÍA LA QUE …

Con ojos parecidos

Porque todo es semejante

Escuela de desnudo.

Tranquilamente

En una cara desatada

Tomamos garantías

Un manotazo en los cabellos rápidos

La boca de voluptuoso labio inferior juega y cae

Y lanzamos la barbilla que gira como una peonza.

OJO DE SORDO

Haz mi retrato.

Se modificará para llenar todos los vacíos.

Haz mi retrato sin ruido, solo silencio,

A menos que – si él- salvo- excepto

No te escucho.

Se trata, ya no se trata.

Querría parecerme-

Desagradable coincidencia, entre otros grandes asuntos.

Sin fatiga, cabezas anudadas

A las manos de mi actividad

VICTORIA DE GERNICA -PAUL ELUARD

 

De la misma obra «Cauce Natural» este poema de Eluard sobre el luctuoso bombardeo de la villa vasca

                     LA VICTORIA DE GUERNICA

                                           I

Hermoso mundo de las casas en ruinas

De la mina y de los campos

II

Caras buenas en el fuego caras buenas en el frío

En los nóes a la noche en las injurias a los golpes

III

Caras buenas para todo

Este es el vacío que os asienta

Vuestra muerte va a servir de ejemplo

IV

La muerte corazón al revés

V

Ellos os hicieron pagar el pan

El cielo la tierra el agua el sueño

Y la miseria

De vuestra vida

VI

Ellos decían desear la buena inteligencia

Racionaban los poderosos juzgaban los locos

Daban limosnas repartían una moneda para dos

Saludaban a los cadáveres

Y se abrumaban de cortesías

VII

Perseveran exageran no son de nuestro mundo

VIII

Las mujeres los niños tienen el mismo tesoro

De hojas verdes de primavera y leche pura

Y de estancia permanente

En sus puros ojos

IX

Las mujeres los niños tienen un mismo tesoro

En los ojos

Hombres como pueden lo defienden

X

Las mujeres los niños tienen las mismas rosas rojas

En los ojos

Cada uno muestra su sangre

XI

El miedo y el valor de vivir y de morir

La muerte tan difícil y tan fácil

XII

Hombres a quienes se cantó este tesoro

Hombres a quienes se arruinó este tesoro

XIII

Hombres reales para quienes la desesperación

Alimenta el fuego voraz de la esperanza

Abramos juntos el último brote del porvenir

XIV

Parias la muerte la tierra y el horror

De nuestros enemigos tienen el color

Monótono de nuestra noche

Por ello tendremos razón.

CAUCE NATURAL -ELUARD, PAUL

 

 

 

De Paul Eluard pertenecientes a su libro CAUCE NATURAL  tres poemazos

                            NOVIEMBRE 1936

Mirad trabajar a los constructores de ruinas

Son ricos pacientes ordenados negros y animales

Y hacen todo lo mejor para ser los únicos sobre la tierra

Están al límite del hombre y lo llenan de porquerías

Pliegan a ras de suelo palacios descerebrados.

*

A todo nos acostumbramos

Excepto a estos pájaros de plomo

Excepto a su odio hacia lo que brilla

Excepto a su ceder el sitio.

*

Hablad del cielo el cielo se vacía

El otoño nos importa poco

Nuestros dueños dieron patadas

Hemos olvidado el otoño

Y nos olvidaron nuestros dueños.

*

Ciudad en resaca océano de única gota de agua salvada

De un único diamante cultivado en el buen tiempo

Madrid ciudad común de los que sufrieron

Esta herencia espantosa que niega servir de ejemplo

Aquellos que sufrieron

La miseria inherente al resplandor de esta herencia

*

Tal la boca se eleva hacia su verdad

Sopla rara sonrisa como una cadena rota

Tal el hombre liberado de su pasado absurdo

Alza ante su hermano un rostro similar

Y otorga a la razón alas vagabundas.

                CORAZON A PIQUE

El torrente su truenillo

El bosque de islas más bellas

Que las alas de los paraísos

Las lámparas apagadas de las charcas

Los musgos la nieve nueva

Los juncos cimbreantes ante las dulces miradas

Los perfumes de los campos a vaharadas

El pan pecho adelante

Los saqueados nidos de los armarios

Los ampos harapos de la cama

Las empalizadas de un piano

Hace mucho tiempo ausente

Mi pluma este débil sostén

El lenguaje de las flores del muro

El retrato de Nusch sobre la mesa

Imponiendo ritmo colores salud

En las sordas campanas de los párpados

Animales bajo el látigo volante

Del circo que hincha sus carpas

Ciudades muy pobladas agua llena

Aire teñido de sombras de astros de hombres

Fogatas de marineros y pastores

Calles y casas tumbadas al fuego

Lámparas de pan niños de hojas

Pan de niños perfume de mujeres

Molinos de espejos y ojos

Isla de senos surcos de palabras

Nieve mimosa del vigor

Charcas ajadas por el cansancio

Torrentes de animales cargados de sangre

Trabajo secreto miel negro de las quimeras

Tesoros atados por desastres

Sangre común sobre toda la tierra.

               APASIONADAMENTE

Ciertamente quise cambiar todo

Sobre el césped del cielo en la calle

Entre las ropas de las casas

Por todas partes

Ella jugaba como cuando nos ahogamos

Luego permanecía quieta

Para que encierre en ella

Las pesadas puertas del imposible.

II

La risa después de jugar a plena vela

La mesa fue una mariposa que se escapó.

III

Ella desgarra su vestido

Abraza

Una prenda nueva y desnuda.

IV

En las grutas del otoño

Ella fue cada vez más

La flor nevada del rayo

Y el carbón.

V

En la ciudad la casa

Y en la casa la tierra

Y sobre la tierra una mujer

Niño espejo ojo agua y fuego.

VI

Su juventud le otorgaba

El poder de vivir sola

Yo no supe limitar

Mi corazón a su único pecho.

VII

Nada como esta dulce carita

Nada como esta dulce avecilla

Sobre la lejana escollera donde los niños desfallecen

A la salida del invierno

Cuando las nubes comienzan a arder

Como siempre

Cuando el aire fresco se adorna

Nada como esta juventud que huye delante de la vida.